EN LA RIOJA

Detenidos los integrantes de una banda especializada en el robo de viviendas

La Guardia Civil ha detenido a cuatro personas e identificado a otras cuatro, sobre las que ha dictado las pertinentes órdenes de búsqueda y detención, por numerosos robos llevados a cabo en viviendas de Rincón de Soto, en La Rioja.

Publicidad

Estos ocho individuos son siete varones y una mujer, todos de nacionalidad española, con edades comprendías entre los 30 y 45 años, residentes en Rincón de Soto (La Rioja), Villafranca y Tafalla (Navarra). La Guardia Civil les considera como presuntos autores de pertenencia a grupo criminal, y de un total de 15 delitos de robo con fuerza, 6 tentativas, 2 delitos de hurto y uso de vehículo a motor y un delito de robo con violencia e intimidación.

La investigación se inició a principios de enero, cuando la Guardia Civil tuvo conocimiento mediante denuncia de la comisión de numerosos robos con fuerza en viviendas vacacionales, ubicadas en la localidad riojana de Rincón de Soto, hechos que se prolongaron en el tiempo y que llegan a generar cierta alarma social entre los vecinos de la zona afectada.

Las inspecciones realizadas en las viviendas determinaron ciertas coincidencias con otros dos robos perpetrados en Villafranca y Cabanillas (Navarra), tanto en el "modus operandi" empleado para acceder al interior mediante la fractura de bombín, como la proximidad de los inmuebles y los horarios en los que se llevaron a cabo, llegándose a sustraer en todos los hechos numerosos efectos de valor y de fácil comercialización en el mercado negro, principalmente herramientas, artículos de menaje-hogar, pequeñas joyas, ordenadores y dinero en efectivo, entre otros.

El análisis y estudio realizado a las diferentes líneas de investigación abiertas para la identificación y localización de los autores de estos hechos, determinan que se trata de un grupo criminal organizado, formado por siete varones y una mujer, con estructura jerarquizada y un claro reparto de tareas. Todos poseen múltiples antecedentes policiales por delitos contra el patrimonio de diversa índole, y han hecho del robo su forma de vida. En sus acciones delictivas utilizaban guantes, pasamontañas y prendas de vestir oscuras, para no ser identificados por posibles testigos o cámaras de seguridad, y para sus desplazamientos usan vehículos limpios, que les proporciona el responsable de un taller mecánico de Villafranca (Navarra), con la finalidad de dificultar las labores de investigación.

En la detención de los cuatro sospechosos, se han intervenido numerosas herramientas eléctricas, empleadas para cometer los robos, además de equipos informáticos, televisores, cámaras fotográficas, telescopios, teléfonos móviles, relojes, carabinas, antigüedades, joyas, munición del calibre 12, monedas y billetes de colección,

Una parte de estos efectos han sido devueltos a sus legítimos propietarios. El resto sobre los que no constan denuncias previas, están expuestos en las dependencias de la Guardia Civil de Aldeanueva de Ebro.

Publicidad