Sucesos

Detenidos un hombre y una mujer en Palma por maltratar a su hija de 2 meses

Los padres llevaron a la bebé a la pediatra de guardia, quien activó el protocolo de maltrato infantil tras observar fracturas óseas y múltiples hematomas en el cuerpo de la niña.

Coche de la Policía Nacional

Coche de la Policía Nacional Imagen de archivo

Publicidad

La Policía Nacional ha detenido a un hombre y a una mujer por, presuntamente, maltratar a su hija de tan sólo 2 meses. La detención se ha producido después de que la pediatra de guardia de un centro hospitalario de Palma, Mallorca, activase el protocolo por maltrato infantil.

Estos hechos ocurrieron el pasado 5 de octubre, sobre la 01:00 horas de la madrugada, en Palma. Los padres habían llevado a la prácticamente recién nacida al hospital y, cuando la pediatra vio que presentaba lesiones, se activó el protocolo por maltrato infantil y solicitó presencia policial.

La bebé presentaba lesiones y hematomas

Una vez llegaron los agentes, comenzaron con una primera investigación, en la cual entrevistaron a la pediatra y reunieron toda la información de ambos progenitores. Momentos más tarde, se unió un equipo de agentes de la Unidad de Atención a la Familia y a la Mujer (UFAM), quienes se hicieron cargo de la pesquisa; así como un médico forense.

El bebé tenía fracturados varios huesos y presentaba diferentes hematomas por todo el cuerpo. Según ha argumentado a los agentes el padre de la criatura, estas lesiones habrían sido provocadas de manera involuntaria, mientras dormían. El progenitor sostiene que, por descuido, la podría haber aplastado, fracturándole los huesos. En cuento a los moratones, asegura que se podrían deber a algún "chupetón o caricia más fuerte de lo normal", tal y como se puede leer en el informe policial.

La investigación contradice la versión del padre

No obstante, las primeras conclusiones de la investigación desvelan que los daños físicos se produjeron en momentos distintos, contradiciendo la versión del padre y añadiendo que los hematomas podrían haber sido producidos con un objeto. Por otro lado, los cuerpos de la UFAM descubrieron que la pequeña había acudido en otras dos ocasiones al hospital, también por hematomas superficiales.

Estos indicios, por tanto, apuntaban a un posible maltrato continuado a la niña, motivo por el cual los agentes han detenido a ambos progenitores. En el caso del padre, se le acusa de presunto autor de un delito de lesiones y malos tratos, mientras que a la madre de un delito por omisión, aclarando que los daños habrían sido causados, exclusivamente, por el hombre.

Publicidad