Barcelona

Detenidos cinco repartidores de Amazon en Barcelona por robar 130.000 euros en productos

Los Mossos d'Esquadra han detenido a cinco trabajadores de una empresa de reparto subcontratada por Amazon que robaron 130.000 euros en productos de la empresa de comercio electrónico.

Publicidad

Los Mossos d'Esquadra han detenido en Mollet del Vallès, Barcelona, a cinco personas que trabajaban en una empresa de reparto subcontratada por Amazon tras recibir varias denuncias por parte de la compañía, que aseguraba que la carga sufría manipulaciones en algún momento, entre el punto de salida y el de llegada.

Los cinco detenidos seguían siempre el mismo proceso para obtener su recompensa: retiraban el precinto del remolque para coger los productos que, en teoría, iban a ser entregados a los clientes y volvían a ponerlo más tarde sin dejar rastro de delincuencia. Posteriormente, colocaban las cajas en su lugar, para evitar levantar sospechas y se iban con la hoja de entrega de la carga sellada. De esta forma, conseguían robar el material, pero entregaban a los camiones las carga sellada sin contenido dentro y sin rastro de manipulación.

La localización de los delincuentes

Los Mossos d'Esquadra de la Unidad de Investigación de Mollet del Vallès comenzaron una investigación tras las denuncias recibidas por la empresa, que en el mes de mayo advirtió que hacía varios meses que los paquetes no llegaban a su destino y no sabían el por qué.

Finalmente, la policía catalana consiguió dar con los ladrones, que fueron detenidos el pasado 14 de junio. Los Mossos d'Esquadra han informado que pudieron robar un total de 130.000 euros en productos de la empresa.

Un recorrido fuera de lo normal

La empresa no sabía dónde se manipulaban los productos previos a ser entregados. En la investigación, los Mossos analizaron el recorrido que seguían los camiones y dieron con cinco conductores que se desviaban del trayecto común y presentaban un comportamiento irregular; hacían "paradas no justificadas y desvíos intencionados" por rutas que no estaban dentro del mapa de reparto de la empresa.

Tras identificar a uno de ellos, la policía catalana consiguió encontrar al resto, que fueron detenidos en Barcelona entre el 14 y el 16 de junio. Tras declarar en comisaría, quedaron en libertad. Ahora están a la espera de ser citados por el juez que lleva el caso.