El conductor de un coche 4x4 fue detenido en Granada tras intentar esquivar un control de la Policía Nacional. Huyó a toda velocidad por la zona de Recogidas, Gran Vía y Ganivet llegando a circular en dirección contraria.

Después de haber ocasionado tres heridos -dos peatones y un agente-, el resto de policías tuvieron que disparar al aire para evitar un linchamiento contra el kamikaze, que provocó el caos en plena fiesta de Nochevieja. Todo ocurrió sobre las 3:00 AM de la madrugada del 1 de enero.

Se desconoce el estado de los heridos, aunque testigos del suceso han recalcado que una de las víctimas sufrió un duro golpe en la mano y en la rodilla.