Navarra

Detenido por morder a un agente y negarse a bajar de un coche ajeno

Los agentes de policia de Navarra han detenido a un joven por morder a un policía tras no pagar en un bar y negarse a salir de un coche ajeno.

Nuevo control de alcohol y drogas

Efe Nuevo control de alcohol y drogas

Publicidad

Un hombre de 25 años ha sido detenido en Ribaforada, Navarra, por agredir a un policía tras intentar irse de un bar sin pagar sus consumiciones, y apropiarse de un coche que no era suyo y del que negaba a bajar. El policía agredido recibió un mordisco en una de las falanges que le provocó heridas. El joven ha sido acusado de atentado a agente de la autoridad.

Más agresiones a la Policía

Pero esta no ha sido la única agresión que ha recibido la Policía en Navarra. En San Adrián ha detenido un hombre que además de agredir a un agente, conducía bajo los efectos de alcohol, superando la tasa permitida.

El domingo 12 de diciembre, diez personas fueron detenidas como presuntas autoras de distintos delitos.Una de ellas, ha sido acusada por superar la tasa de alcoholemia permitida e incumplimiento de medida judicial. Otro, también sancionado por delitos contra la seguridad vial tras comprobarse que iba bajo los efectos del alcohol.

También se investigan diferentes colisiones en carretera por conducción irregular tras haber ingerido alcohol, en la que uno de los implicados cuadruplicar la tasa de alcohol permitida.

Las oficinas de atención al ciudadano se han recogido 38 denuncias penales

Durante el transcurso del fin de semana, han sido 38 las denuncias penales impuestas, 33 por delitos contra el patrimonio, cuatro por delitos contra las personas y una por acceso ilegal informático, además de 148 requerimientos ciudadanos por los que se han tenido que movilizar recursos.

Un fin de semana más, los altercados nocturnos provocan la movilización policial, con incidentes de molestias y ruidos, como carreras de vehículos, jóvenes causando daños en la casa de juventud, molestias vecinales, discusión entre conductores, jóvenes en una bajera haciendo uso de pirotecnia, o daños en mobiliario urbano.

Publicidad