Los Mossos d'Esquadra han detenido este sábado en la AP-7 en Cambrils (Tarragona) al conductor de un vehículo que ha circulado 36 kilómetros en dirección contraria y por encima de la velocidad permitida. La policía catalana ha informado en un tuit de que el conductor circulaba a gran velocidad y en dirección contraria hacia Barcelona.

 

En un principio, el hombre había circulado en sentido correcto pero haciendo eses. Los Mossos han iniciado entonces el dispositivo para frenarlo. Al darse cuenta, el conductor ha dado la vuelta y ha empezado a circular en sentido contrario a 150 kilómetros por hora.

Los Mossos han podido detener la trayectoria del vehículo a la altura de Cambrils, después de que el turismo colisionara con uno de los coches-patrulla colocados en ese punto de la autopista a modo de barrera policial. Las mismas fuentes han informado de que ningún usuario de la autopista ha resultado herido.

En el vehículo han encontrado 40 teléfonos móviles, tablets, un televisor, material informático y 12.750 euros en efectivo. La Policía ha abierto una investigación. El conductor, de 39 años, ha sido detenido y se le imputan los delitos de conducción temeraria, daños y atentado contra la autoridad.