Atracos

Detenido un hombre tras el atraco a un banco con pistolas de fogueo y una bomba simulada

El robo terminó en una persecución en que la Guardia Civil con la colaboración de los vecinos lograron detener a uno de los atracadores, mientras que los otros dos lograron darse a la fuga.

Publicidad

Este viernes, la Guardia Civil ha detenido a un hombre que acababa de atracar un banco de la localidad de la Costera de Llosa de Ranes (Valencia) 'armado' con unas pistolas de fogueo y una bomba simulada. El atraco lo ha realizado junto a otros dos individuos, que han logrado escapar a pesar de la colaboración ciudadana.

Los hechos han tenido lugar a alrededor de las 13:00 horas de este viernes, cuando tres individuos han irrumpido en la sucursal bancaria de la calle Salvador Delgado de Llosa de Ranes con la idea de robarlo. Dentro, han retenido a clientes y trabajadores con pistolas de fogueo.

Atraco a un banco y persecución policial

Sin embargo, al salir del lugar ya les estaban esperando agentes de la Guardia Civil de la Comandancia de Xàtiva, quienes les solicitaron que se tumbasen en el suelo, recibiendo la negativa de los delincuentes. De hecho, no solo se negaron, sino que uno de ellos amenazó a los agentes con hacer explotar una bomba que aseguraba tener pegada al cuerpo. Más tarde, comprobaron que el artilugio no era más que una simulación.

Ha sido entonces cuando ha dado comienzo una persecución en la que ha sido clave la actuación de los ciudadanos, que han ayudado a detener a uno de los tres atracadores. Aun así, uno de los vecinos que ha ayudado en las tareas de captura ha acabado herido, aunque de manera leve, tras recibir el impacto del balín de una de las pistolas de los individuos.

La Guardia Civil ha detenido a uno pero, por ahora, no se sabe nada de los otros dos. Los agentes continúan con las labores para dar con el paradero de ambos, si bien se sabe que uno de ellos escapó por unos campos cercanos. Asimismo, lo sucedido está siendo investigado por la Policía Judicial.

Los sucesos del atraco y de la persecución han supuesto momentos de gran tensión, tal y como han manifestado algunos de los testigos. Afortunadamente, no se ha tenido que lamentar ninguna muerte ni tampoco ningún herido grave.

Publicidad