ACUSADO DE 9 ABUSOS A MENORES

Detenido en Granada uno de los pederastas más buscados de Europa

Sus víctimas eran niños a los que impartía clases de inglés. Los investigadores sospecharon que podía tratarse de la persona que había huido de Reino Unido.

David Daniel Hayes, el pederasta detenido en Granada

Publicidad

Se llama David Daniel Hayes y era uno de los fugitivos más buscados de Europa, acusado de 9 delitos de abusos sexuales a menores en el Reino Unido. Hace tres años que se le perdió la pista, pero la Guardia Civil ha dado ahora con él y le ha detenido en Granada, donde también abusó de niños a los que impartía clases de inglés.

La detención se ha producido dentro de la operación Curtis llevada a cabo por el Equipo de Huidos de la Justicia de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, con la colaboración de agentes de la Comandancia del instituto armado de Granada y de Europol. Según ha informado la Guardia Civil, el arresto es consecuencia del análisis continuo que se realiza sobre las listas internacionales de los fugitivos más buscados, ya que el citado equipo de la UCO tiene como misión, entre otras, hacer gestiones para la localización de delincuentes huidos. Hayes, que ha sido puesto a disposición del Juzgado de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional, estaba acusado de abuso sexual sistemático de menores en el Reino Unido.

La Guardia Civil tuvo constancia de un caso similar en Granada, de un ciudadano británico que podía haber cometido ese mismo delito contra niños a los que daba clases particulares de inglés, a domicilio. Los investigadores sospecharon de que pudiera tratarse de la persona que había huido del Reino Unido, pero la documentación del profesor no coincidía con la identidad del fugitivo.

De todos modos, las pesquisas dieron resultado, porque los agentes comprobaron que el profesor portaba documentación falsa a nombre de otro británico residente en Valencia, al que había suplantado la identidad. Para localizarle, los agentes de la Guardia Civil realizaron exhaustivas vigilancias en distintos domicilios de la provincia de Granada y en pensiones y hostales, a la vez que siguieron el rastro de anuncios que ponía en páginas web como profesor particular de inglés a domicilio. Finalmente fue localizado en Granada capital tras vigilarle unos cuantos días y el miércoles fue detenido.

Se llama David Daniel Hayes y era uno de los fugitivos más buscados de Europa, acusado de 9 delitos de abusos sexuales a menores en el Reino Unido. Hace tres años que se le perdió la pista, pero la Guardia Civil ha dado ahora con él y le ha detenido en Granada, donde también abusó de niños a los que impartía clases de inglés.

La detención se ha producido dentro de la operación Curtis llevada a cabo por el Equipo de Huidos de la Justicia de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, con la colaboración de agentes de la Comandancia del instituto armado de Granada y de Europol. Según ha informado la Guardia Civil, el arresto es consecuencia del análisis continuo que se realiza sobre las listas internacionales de los fugitivos más buscados, ya que el citado equipo de la UCO tiene como misión, entre otras, hacer gestiones para la localización de delincuentes huidos. Hayes, que ha sido puesto a disposición del Juzgado de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional, estaba acusado de abuso sexual sistemático de menores en el Reino Unido.

La Guardia Civil tuvo constancia de un caso similar en Granada, de un ciudadano británico que podía haber cometido ese mismo delito contra niños a los que daba clases particulares de inglés, a domicilio. Los investigadores sospecharon de que pudiera tratarse de la persona que había huido del Reino Unido, pero la documentación del profesor no coincidía con la identidad del fugitivo.

De todos modos, las pesquisas dieron resultado, porque los agentes comprobaron que el profesor portaba documentación falsa a nombre de otro británico residente en Valencia, al que había suplantado la identidad. Para localizarle, los agentes de la Guardia Civil realizaron exhaustivas vigilancias en distintos domicilios de la provincia de Granada y en pensiones y hostales, a la vez que siguieron el rastro de anuncios que ponía en páginas web como profesor particular de inglés a domicilio. Finalmente fue localizado en Granada capital tras vigilarle unos cuantos días y el miércoles fue detenido.

Publicidad