LOS HECHOS SUCEDIERON EN HOLANDA

LOS HECHOS SUCEDIERON EN HOLANDA

Prisión para el detenido en Barcelona como sospechoso de matar a un niño holandés hace 20 años

En 1998 un menor desapareció de su tienda de campaña cuando dormía durante un campamento de verano en el que el arrestado trabajaba como monitor. Al día siguiente se localizó el cadáver del niño en un pinar a un kilómetro del campamento y desde entonces se buscaba al responsable del crimen.

El ciudadano holandés detenido este domingo en Castellterçol (Barcelona) por la agresión sexual y asesinato de un niño de 11 años en 1998 ha aceptado ser entregado a su país en su comparecencia ante la juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela, que le ha enviado a prisión provisional sin fianza. Jos B., de 55 años, está considerado por la Policía Nacional como "uno de los criminales más buscados por las autoridades de Holanda desde hace más de 20 años", un "experto en supervivencia en solitario" que fue detenido por agentes de los Grupos Operativos Especiales (GOES) de la Policía en un monte cerca del municipio barcelonés.

Sobre él pesa una orden de detención y entrega (OEDE) emitida por el fiscal de Limburgo (Holanda) el 11 de junio de 2008 por los delitos de homicidio, agresión sexual, sustracción de menor y detención ilegal. Las autoridades holandesas le acusan de estar detrás de la agresión sexual y el asesinato de un menor que desapareció en Limburgo en 1998, cuando dormía en su tienda de campaña durante un campamento de verano, donde el sospechoso trabajaba como monitor, según informó la Policía tras su detención.

El cadáver del niño fue localizado al día siguiente en un pinar a un kilómetro del campamento. Durante su comparecencia ante la juez Lamela, que se ha producido por videoconferencia desde un juzgado de Granollers (Barcelona), el reclamado ha aceptado ser entregado a su país de origen, lo que agiliza los plazos para su extradición. Mientras se tramita su entrega, la magistrada, en funciones de guardia, ha dictado para él prisión provisional, comunicada y sin fianza, fundamentada en el riesgo de fuga y en la falta de suficiente arraigo en España.

El reclamado, que fue detenido en una "tienda de campaña en un bosque", ha precisado a la juez que recaló en España el pasado mes de marzo cuando viajaba sin dirección fija. Para la juez, "tales circunstancias" no garantizan que no vaya a eludir la Justicia, sobre todo teniendo en cuenta que está reclamado por unos delitos que en Holanda están penados con cadena perpetua o de hasta 30 años de prisión, "lo que acrecienta el riesgo" de que intente sustraerse a la acción de la Justicia.

Lamela recuerda en el auto de prisión que el reclamado ha eludido la acción de la Justicia en Holanda, donde tiene responsabilidades penales pendientes, y que al haber aceptado la entrega, es necesario "asegurar" la extradición, en el caso de que pueda acordarse. Según la Policía, Jos B. es un experimentado montañero que ha dedicado su vida al escultismo y que ha viajado a países como Nepal, India, Pakistán e incluso ha escalado el Monte Everest.

Los investigadores estiman que, desde el mes de abril, momento en que su familia denunció su desaparición, habría viajado por Europa buscando casas solitarias en las que trabajar a cambio de comida

Los hechos ocurrieron en agosto de 1998

Recientemente, y gracias a una investigación de ADN a gran escala, se identificó al detenido como posible autor e investigaciones posteriores en el marco de la cooperación policial internacional permitieron descubrir que podría encontrarse residiendo en una casa solitaria en un monte cercano a Castellterçol (Barcelona).

El detenido, uno de los criminales más buscados por Holanda desde hace más de 20 años, es un experimentado montañero que ha dedicado su vida al "scouting" y a las actividades en la montaña, habiendo llegado a viajar a Nepal, India, Pakistán y a escalar el Monte Everest.

Las autoridades holandeses lo describen como un auténtico "bushcrafter", una persona capaz de sobrevivir en solitario en el bosque, haciendo uso de refugios, cabañas de montaña e incluso cuevas.

Los investigadores estiman que desde el mes de abril, momento en que su familia denunció su desaparición, el presunto asesino habría viajado por Europa buscando casas solitarias en las que trabajar a cambio de comida.

Entre las pertenencias del detenido, los agentes de la Policía Nacional han hallado una gran variedad de elementos de supervivencia como, entre otros, instrumentos de pesca, un libro de plantas silvestres comestibles, sobres de comida deshidratada, botas y ropa de montaña de todo tipo o pilas.

Antena3.com | Madrid | 27/08/2018

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.