Conducción temeraria

Detenido un conductor sin carné y drogado tras arrollar a un motorista

El conductor del vehículo fue detenido tras saltarse un control de la policía, mientras iba drogado, sin carné y sin luces por la Nacional N-340, en Tarragona.

Control de los Mossos d´Esquadra en Barcelona.

EFE/ Enric Fontcuberta Control de los Mossos d´Esquadra en Barcelona.

Publicidad

Un hombre ha sido detenido por los Mossos tras saltarse un control. El conductor circulaba sin carné de conducir, con las luces apagadas y bajo los efectos de las drogas por la Nacional N-340, a la altura de Torredembarra (Tarragona), donde se llevó por delante a un motorista.

El conductor arrolló en repetidas ocasiones a los coches oficiales al intentar que se detuviera en el control, según el comunicado emitido por los Mossos.

Se le acusa de conducción temeraria

El hombre, de 37 años, nacionalidad dominicana y sin domicilio conocido, ha sido acusado de conducción temeraria, sin haber obtenido nunca el permiso de conducir, atentado y resistencia, desobediencia a los agentes de la autoridad, lesiones y daños.

Los hechos ocurrieron el pasado jueves entornos a las seis y media de la tarde, cuando los agentes de tráfico habían establecido un control de alcohol y drogas en la carretera C-31, a la altura del municipio de El Vendrell.

El conductor, al ver el control, decidió acelerar su marcha y escapar del lugar, sin hacer caso a las indicaciones de los agentes que observaban la situación. Mientras aceleraba, sin respetar ninguna de las señales, el conductor infringía varias de las normas de seguridad vial, invadiendo en repetidas ocasiones el carril contrario, poniendo en riesgo la vida de otros usuarios de la vía.

En su huida, los Mossos lo alertaba mediante señales acústicas y luminosas, sin ningún éxito. Más adelante, el conductor apagaba las luces del vehículo y comenzó a circular en sentido contrario durante aproximadamente 10 kilómetros.

En su camino, el conducto arrolló a un motorista que tuvo que se trasladado de urgencia al hospital por heridas graves.

El conductor estaba muy agresivo

Cuando los agentes lograron detener el vehículo, el conductor estaba muy agresivo, e intento emprender de nuevo su huida. Al comprobar que no podía escapar, se negó a salir del vehículo, e intentó agredir a varios agentes, que acabaron con diversas contusiones antes de poderlo reducir.

Publicidad