Navidad

Destrozan el belén de San Sebastián: roban el niño Jesús y tiran las figuras tras un botellón

Las figuras han desaparecido tras una noche de botellón en la zona y el Ayuntamiento se ha visto obligado a sustituirlos.

Publicidad

La Navidad es una época muy esperada por prácticamente todo el mundo en la que sacamos alguna sonrisa de más y hacemos familia mientras montamos el árbol de Navidad y el Belén. Algunos de estos adornos son tan bonitos que incluso terminan siendo objeto de robo, como lo han sido las figuras artesanales del belén de la plaza Gipuzkoa de San Sebastián.

Lo cierto es que los vándalos y ladrones tienen el punto de mira fijo en el Belén guipuzcoano, ya que este ha sido saboteado en numerosas ocasiones a lo largo de los años. Los vecinos reclaman ahora una mayor protección para que estos episodios dejen de darse.

Nuevo saqueo al Belén de San Sebastián

Concretamente, el niño Jesús, uno de los burros y varias chapelas que vestían los muñecos han desaparecido tras una noche de botellón en la zona y el Ayuntamiento de San Sebastián se ha visto obligado a sustituirlos.

A primera hora de la mañana, los operarios se han puesto manos a la obra para restaurar los numerosos daños del Belén de la plaza Gipuzkoa. Las sospechas se centran en los participantes del botellón, que se suele celebrar en la mencionada plaza, debido a los numerosos cristales y vidrios que se han encontrado rotos en las inmediaciones.

El belén no llevaba ni una semana en pie. Por eso, la Asociación Belenista de Gipuzkoa (ABEGI) pide una mayor vigilancia para que se cuide lo que es un auténtico emblema de San Sebastián en estas fechas y que ya ha sufrido varios ataques en los últimos años.

En este sentido, han hecho un llamamiento al Ayuntamiento para que busquen "alguna solución" a un problema que no es nuevo. La pasada Navidad ya desaparecieron las capas de los tres Reyes Magos y destrozaron algunas figuras al subirse encima de ellas.

Pero, sobre todo, la ABEGI solicita más educación para respetar un Belén que es propiedad suya. Todos los daños que se le ocasionan son reparados o repuestos por los voluntarios de la asociación.

Publicidad