ACTUABAN EN ESPAÑA Y BULGARIA

Desmantelan en Irún un laboratorio de drogas sintéticas y detienen al químico encargado de elaborarlas y a otra persona

La organización, asentada entre España y Bulgaria, estaba dedicada a la producción de drogas sintéticas. Han sido arrestados dos hombres en Bulgaria, uno de ellos el máximo responsable de la organización.

Operación policial

Publicidad

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado en Irún (Gipuzkoa) un laboratorio de drogas sintéticas y han detenido a un químico encargado de la elaboración del estupefaciente.

Además, en el marco de esta operación han sido arrestados dos hombres en Bulgaria, uno de ellos el máximo responsable de la organización. En ese país también fueron intervenidas más de 16 toneladas de precursores químicos.

Según ha informado el Ministerio de Interior, se trata de una investigación conjunta de la Policía Nacional con la Agencia Estatal de Seguridad de Bulgaria (DANS) y la Fiscalía Regional de Varna (Bulgaria).

La organización, asentada entre España y Bulgaria, estaba dedicada a la producción de drogas sintéticas. La investigación se inició a mediados del mes de noviembre del pasado año, cuando se tuvo conocimiento de que un ciudadano holandés, residente en Ibiza, dirigía un grupo dedicado a la introducción a través del Puerto de Varna (Bulgaria) de contenedores marítimos procedentes del sureste asiático y Sudamérica en cuyo interior transportaban gran cantidad de precursores de estupefacientes, además de cocaína.

El destino de estas sustancias sería los Países Bajos y España, donde disponían de laboratorios para el tratamiento y fabricación de pastillas de éxtasis, entre otras drogas químicas para su posterior distribución en países de la UE.

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado en Irún (Gipuzkoa) un laboratorio de drogas sintéticas y han detenido a un químico encargado de la elaboración del estupefaciente.

Además, en el marco de esta operación han sido arrestados dos hombres en Bulgaria, uno de ellos el máximo responsable de la organización. En ese país también fueron intervenidas más de 16 toneladas de precursores químicos.

Según ha informado el Ministerio de Interior, se trata de una investigación conjunta de la Policía Nacional con la Agencia Estatal de Seguridad de Bulgaria (DANS) y la Fiscalía Regional de Varna (Bulgaria).

La organización, asentada entre España y Bulgaria, estaba dedicada a la producción de drogas sintéticas. La investigación se inició a mediados del mes de noviembre del pasado año, cuando se tuvo conocimiento de que un ciudadano holandés, residente en Ibiza, dirigía un grupo dedicado a la introducción a través del Puerto de Varna (Bulgaria) de contenedores marítimos procedentes del sureste asiático y Sudamérica en cuyo interior transportaban gran cantidad de precursores de estupefacientes, además de cocaína.

El destino de estas sustancias sería los Países Bajos y España, donde disponían de laboratorios para el tratamiento y fabricación de pastillas de éxtasis, entre otras drogas químicas para su posterior distribución en países de la UE.

Publicidad