En el Ayuntamiento de Quintanar de la Orden, en Toledo, se ofrecieron 27 ofertas de prácticas durante el verano de 2018. Los 27 becarios pasaron dos meses trabajando 5 horas por 300 euros. Sin embargo, no recibieron ninguna formación ni estuvieron a cargo de un tutor, tal y como ordena la legislación.

Comisiones Obreras se percató de la irregularidad y descubrieron el fraude. "Nos dimos cuenta de que, efectivamente, era un fraude", afirma Federico Pérez, del sindicato de Comisiones Obreras de Toledo. El antiguo consistorio ofertó 27 plazas para cubrir las vacaciones del personal municipal.

El antiguo gobierno del Ayuntamiento niega que esas plazas se ofertaran para cubrir a los trabajadores, ya que "es imposible que un chaval" en formación o que esté estudiando "pueda desempeñar el trabajo de un funcionario", asegura Piedad Díaz, exconcejala de empleo.

No obstante, La Inspección de Trabajo confirma que sí se ofertaron las plazas con esa intención y ha sancionado al consistorio. Deberán pagar también a la Seguridad Social y a aquellos becarios que lo reclamen. Estos cobraron durante esos dos meses entre cuatro y cinco veces menos que los funcionario.