Publicidad

Coronavirus

Descubierto un biomarcador capaz de predecir la supervivencia de un paciente de coronavirus

El hospital Clínico de Valladolid y el de Cartagena han descubierto un biomarcador capaz pronosticar la probabilidad de que un enfermo empeore o incluso muera por la infección.

El Hospital Clínico de Valladolid ha encontrado un biomarcador capaz de predecir la capacidad de supervivencia por covid en los pacientes. La investigación del equipo médico se ha llevado a cabo entre el hospital vallisoletano y el Hospital de Cartagena. El hallazgo permite determinar si un paciente de coronavirus empeorará, o incluso morirá, a través de los biomarcadores.

El equipo del Hospital Clínico de Valladolid responsable del hallazgo del biomarcador del coronavirus está formado por Leonor Nogales, de la UCI, Dolores Calvo y Wysali Trapiello, del Laboratorio de Análisis, Ismael Calcerrada y Hilda Fernández, de Atención Primaria, Cristina Bolado y Eugenio Azpeleta, de Urgencias y David Andaluz de la UCI.

Biomarcador contra el coronavirus

Cuando los pacientes de coronavirus llegan a los hospitales, los equipos médicos disponen de pocas formas de predecir cuáles son más propensos a empeorar, es decir, que paciente de coronavirus requerirá UCI y cuáles tienen más probabilidades de recuperarse más fácilmente.

Un estudio de la Universidad de Yale, en Estados Unidos, ya había identificado biomarcadores asociados a la activación de los glóbulos blancos y a la obesidad que pueden predecir la gravedad graves de estos pacientes con coronavirus.

"Los pacientes con niveles elevados de estos marcadores tenían muchas más probabilidades de requerir cuidados en la unidad de cuidados intensivos, necesitar ventilación o morir a causa de su COVID-19", explicó Hyung Chun, investigador y principal autor del estudio que acabó publicándose en la revista científica 'Blood Advances'.

Descubrieron que cinco proteínas. la resistina, lipocalina-2, HGF, IL-8 y G-CSF, asociadas a los neutrófilos, un tipo de glóbulo blanco, estaban elevadas en los pacientes con Covid-19 que posteriormente enfermaron gravemente. Muchas de estas proteínas se habían asociado previamente a la obesidad, pero no al coronavirus ni a otras enfermedades.

Publicidad