Imagen de archivo de un coche de la Guardia Civil

Publicidad

HAY OCHO DETENIDOS

Desarticulan una red de tráfico de drogas en el Estrecho de Gibraltar y se incautan 750 kilos de hachís

La organización estaba liderada por dos personas que contaban con el apoyo de varios intermediarios de origen marroquí, asentados en Ceuta y con los que estaban preparando tres operaciones de narcotráfico. Además, se ha intervenido dos narcolanchas, cuatro vehículos, tres pistolas de fogueo manipuladas y diversos efectos y documentos.

Agentes del Servicio de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria y de la Policía Nacional han desarticulado una organización dedicada al tráfico de drogas en el Estrecho de Gibraltar en una operación en la que han sido incautados 750 kilos de hachís y detenidas ocho personas.

Entre los detenidos, según informan en una nota de prensa ambos cuerpos, están los responsables del grupo de narcotraficantes, al que, además, se le ha intervenido dos narcolanchas, cuatro vehículos, tres pistolas de fogueo manipuladas y diversos efectos y documentos.

Las investigaciones que han permitido esta operación se iniciaron a finales del 2016 cuando se detectó una reunión entre uno de los ahora detenidos con varios ciudadanos marroquíes en torno a una embarcación atracada en Sancti Petri, en Chiclana de la Frontera (Cádiz).

Los agentes confirmaron que formaban parte de un grupo organizado, asentado en Sanlúcar de Barrameda, que se estaría dedicando a introducir y guardar grandes cantidades de hachís, utilizando para ello embarcaciones de recreo, pesca o semirrígidas.

La organización estaba liderada por dos personas que contaban con el apoyo de varios intermediarios de origen marroquí, asentados en Ceuta y con los que estaban preparando tres operaciones de narcotráfico.

Los investigadores averiguaron cuándo se iba a llevar a cabo una de estas operaciones, a finales del pasado año. La embarcación partió desde Sanlúcar de Barrameda hacia el punto acordado para la carga, pero regresaron sin la droga ya que la organización marroquí no acudió al encuentro fijado para ello. Los miembros de la red intensificaron los contactos para concretar una nueva operación y semanas más tarde fijaron un nuevo lugar frente a las costas de Cádiz para la entrega de los fardos con el estupefaciente hasta la embarcación.

Tras recoger los paquetes en el mar, pusieron rumbo a Sanlúcar de Barrameda para proceder a su descarga. Fue entonces cuando un dispositivo conjunto fue desplegado en la zona de descarga para abortar el alijo. El operativo permitió detener a uno de los tripulantes a bordo de la embarcación y a otro que trató de huir arrojándose al agua y fue posteriormente interceptado en tierra.

Los agentes se incautaron de aproximadamente 750 kilos de hachís que pretendían introducir en España. Después fueron detenidos otros dos miembros del grupo en las inmediaciones del lugar donde se iba a producir el alijo y al día siguiente fueron arrestados otros tres narcotraficantes.

Publicidad