Publicidad

UNO DE LOS DETENIDOS TENÍA ARMAS DE FUEGO

Desarticulados tres grupos de grafiteros que causaron daños por más de 556.000 euros

Actuaban de forma organizada, meticulosa y minimizando los riesgos al máximo. En la casa del principal investigado se encontrado armas de fuego, munición y una placa falsa de policía.

Trenes, muros, edificios... Muchos grafiteros callejeros vandalizan a diario el entorno urbano de las ciudades de España, lo que supone un importante gasto de dinero público para recuperar las zonas afectadas. Algunos son esporádicos y otros grafitean en las inmediaciones de sus casas. Pero la mayor amenaza para los Ayuntamientos son los grupos oganizados y altamente activos.

La policía ha desarticulado tres de estos grupos que habrían causado daños por más de 556.000 euros en total. Pintaban sobre trenes, muros entre otras superficies y solían causar daños para acceder a los lugares donde actuaban. Ocho personas fueron detenidas en distintos puntos de España: uno en Burgos, uno en Miranda de Ebro, uno en Madrid, tres en León y dos en A Coruña, donde se detuvo al principal investigado.

El autor del 'tag' "COAS", con el que firmaba sistemáticamente los muros de A Coruña, llevó al ayuntamiento de la ciudad gallega a pedir ayuda a la fiscalía al verse incapaz de frenarlo. Con un total de 500 pintadas atribuídas, era el principal investigado y objetivo de la operación policial. Los agentes lograron encontrarle y detenerle por los grafitis, pero la sorpresa hallada en su domicilio fue lo que le llevó a prisión: La policía incautó armas de fuego, munición, grilletes y una placa falsa de policía.

En la nota de prensa emitida por la policía, explican lo complicado que resultó desarticular los grupos de grafiteros, quienes tomaban meticulosas medidas de precaución. Antes de dejar sus pintadas, se aseguraban de estar fuera del alcance de las cámaras de seguridad, actutaban por la noche y se aseguraban de ocultar sus rostros con gorros o bufandas cuando era necesario.

Publicidad