120.00

Publicidad

Trata de mujeres

Desarticulada una red que obtenía permiso de residencia a mujeres presentando falsas denuncias de violencia de género

La Policía desarticula una red que prometía a mujeres en situación irregular el permiso de residencia a cambio de denunciar por malos tratos a hombres que también estarían implicados en el fraude. Para ello les cobraban 10.000 euros a cada una.

La Policía Nacional ha desarticulado en Almería una red que obtenía permisos de residencia para mujeres extranjeras presentando denuncias falsas por violencia de género. La banda captaba a mujeres en situación irregular a las que pedían 10.000 euros. Después les proponían fingir discusiones y peleas con hombres, en lugares públicos y con testigos, para presentar denuncias falsas por malos tratos. Así estas mujeres conseguían las tarjetas de residencia.

Así actuaba la organización

La organización siempre ofrecía el servicio de un hombre, también extranjero, dispuesto a simular que entre los dos existía una relación de pareja. Es entonces cuando acudían a un lugar público donde discutían, empleando insultos y alguna frase en español, para que fuera entendido perfectamente por los testigos. De la discusión pasaban después a la agresión física y a la denuncia que la mujer ratificaba luego en el juzgado.

Hombre y mujer peleaban y llegaban a la agresión física delante de testigos para las falsas denuncias de violencia de género

A partir de ese momento la mujer se convertiría en beneficiaria de los servicios establecidos para las víctimas de violencia de malos tratos.

14 personas, 8 hombres de origen marroquí, 4 de nacionalidad rumana, y dos mujeres también rumanas han sido detenidas en esta operación . Están acusados de delito de acusación y denuncia falsa, simulación de delitos, contra los derechos de los ciudadanos extranjeros y pertenencia a grupo criminal.Tres de ellos han ingresado en prisión

Publicidad