46

Publicidad

Organización Criminal

Rescatan en Sevilla a una menor de 15 años embarazada, víctima de trata de seres humanos

En Sanlúcar la Mayor, Sevilla, han desarticulado una banda criminal dedicada a la trata de seres humanos con fines de explotación laboral. Entre las víctimas se encontraba una menor de 15 años en avanzado estado de gestación.

La Guardia Civil y la Policía Nacional, en una operación conjunta con la Policía rumana, han desarticulado una organización criminal dedicada a la trata de seres humanos con fines de explotación laboral en Sanlúcar la Mayor, Sevilla. Allí, se han detenido a ocho personas y se han liberado a otras diez, entre las que se encontraba una menor de 15 años en avanzado estado de gestación.

Los detenidos, miembros de una misma familia de nacionalidad rumana, ejercían un control permanente sobre las víctimas y aprovechaban la situación de vulnerabilidad de éstas para engañarlas con promesas de trabajo y condiciones laborales que no se correspondían con la realidad.

En los registros practicados en la localidad de Sanlúcar la Mayor se ha podido comprobar cómo las victimas convivían hacinadas en habitaciones y en condiciones insalubres. Además de la documentación personal de las víctimas, también han encontrado un total de 25 teléfonos móviles apagados y sellados en una bolsa bajo la custodia de los miembros de la organización.

El origen de la investigación se remonta a junio del 2019, cuando se tuvo conocimiento de dos denuncias interpuestas por dos víctimas en las localidades de Villena (Alicante) y Coria del Rio (Sevilla). En un primer momento, las denuncias no parecían estar relacionadas debido al gran margen espacial y temporal, pero los investigadores encontraron nexos, como el modus operandi utilizado para la captación de las víctimas, la nacionalidad de los autores y las coincidencias en lugares donde eran retenidas y explotadas laboralmente.

A los detenidos se les imputan delitos de trata de seres humanos con fines de explotación laboral, pertenencia a organización criminal, falsedad documental y, a uno de ellos, usurpación de estado civil. Tres de ellos han ingresado en prisión.

Publicidad