Contrabando

Desarticulada una organización por presunto contrabando de tabaco entre España y Portugal

La Agencia Tributaria y la Policía Nacional han desarticulado una organización en Don Benito (Badajoz) por un presunto delito de venta de tabaco ilegal que se trasladaba a Portugal. Tres personas han sido detenidas.

Publicidad

La Policía Nacional y Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria han desarticulado una organización por un presunto delito de distribución y venta de tabaco de contrabando. El Ministerio de Hacienda ha señalado que, por el momento, hay tres personas detenidas por presunta implicación en el transporte de 400 kilos de tabaco y el desarrollo de una labor ilegal en una fábrica clandestina, donde se han encontrado 2.200 kilos de hoja de tabaco, ahora intervenidos.

El grupo que llevaba a cabo la presunta actividad ilegal se ha desarticulado en Don Benito (Badajoz).

La Policía Nacional ha comunicado en su cuenta de Twitter que en Portugal se han realizado 59 registros y en España cuatro. En total, se han encontrado once toneladas de tabaco crudo intervenido y material para su posterior venta.

Intervenidos 2.200 kilos de hoja de tabaco y 11.000 euros en efectivo

Según el Ministerio, las investigación comenzó el pasado mes de junio, cuando los agentes tuvieron conocimiento de que un individuo podría estar formando parte de una organización de contrabando de tabaco internacional.

La investigación policial permitió verificar que el sospechoso estableció un centro logístico intermedio de distribución entre Zamora y Portugal. El punto de tratamiento del tabaco se encontraba en la localidad de Villoruela, en Salamanca.

Los agentes observaron que el sospechoso controlaba los exteriores de la nave antes de acceder a ella. Posteriormente, una furgoneta se aproximó al recinto y se introdujo cuando el principal sospechoso abrió la puerta. Media hora después, el vehículo salió de la nave y se dirigió a Badajoz ciudad.

Así dieron con los contrabandistas

La furgoneta tenía matrícula portuguesa, por lo que los agentes alertaron al Centro de Cooperación Policial Aduanera de Caya-Elvas. El vehículo fue interceptado en un control policial en Portugal cuando transportaba los 400 kilos de tabaco.

Pasados unos días, los agentes observaron otra furgoneta distinta en el mismo lugar. El conductor bajó y abrió el recinto, pero fue interceptado por los integrantes del operativo que trabajaba en la zona.

Dentro de la nave se encontró otro turismo ocupado por dos personas, uno de ellos el principal sospechoso investigado. Ambos fueron detenidos por su implicación como responsables de la presunta actividad delictiva.

Se han intervenido en total, además de los 2.200 kilos de hoja de tabaco, 11.000 euros en efectivo, un vehículo, dos máquinas industriales envasadoras al vacío, dos máquinas industriales de picar tabaco y una máquina para rellenar cigarrillos, entre otros efectos.