35.002833

Publicidad

Coronavirus

Mantienen suspendidas las clases en un colegio de San Sebastián por un alumno sospechoso de coronavirus, que ya ha dado negativo

El protocolo para posibles casos de coronavirus en las clases presenciales se ha activado en un colegio de San Sebastián después de que uno de los alumnos de cuarto de ESO haya desarrollado síntomas compatibles con esta enfermedad, aunque la prueba a dado negativo.

En resumen

  • El alumno no tiene coronavirus pero se mantiene la suspensión de las clases

Decenas de alumnos dejarán de recibir clase presencial este curso en el colegio Jesuita San Ignacio Ikastetxea, en San Sebastián, después de que uno de los alumnos de cuarto de ESO que ha asistido durante los últimos días haya desarrollado síntomas compatibles con el coronavirus, aunque ya ha dado negativo en la prueba.

El centro ha activado el protocolo para estos casos y se han puesto en contacto con Osakidetza, el servicio de Salud de País Vasco.

Por ello, se han suspendido todas las clases presenciales de cuarto de la ESO y primero y segundo de Bachillerato. Mientras que los alumnos del curso superior no tienen que seguir ninguna medida adicional por no haber tenido contacto con el alumno que podría estar contagiado de coronavirus, los de cuarto y primero tendrán que permanecer 14 días en sus casas, tanto ellos como sus familias. Además, todas estas familias deben contactar con su médico de cabecera para que les indique qué pautas adicionales deben seguir.

En cualquier caso, desde el centro informan de que se continuará con la enseñanza de manera online, como se había hecho hasta la vuelta a la metodología presencial.

Rebrote en País Vasco

Este no es el primer caso sospechoso en el País Vasco desde el comienzo de la desescalada que pone en peligro la vuelta a la normalidad. En los últimos días se ha conocido que un rebrote en el hospital de Basurto deja 21 casos de coronavirus entre sanitarios y pacientes.

También el Gobierno vasco ha dado a conocer que hay dos rebrotes más en los hospitales de Txagorritxu y en el de Cruces.

Todo ello ha provocado que las comunidades de Cantábrico frenen sus planes de movilidad, que ya habían acordado eliminar las fronteras entre ellas.

Publicidad