Publicidad

Barcelona

Desalojan una fiesta ilegal en un sex-shop de Barcelona con 60 personas

La Guardia Urbana de Barcelona intervino en un sex shop del distrito del Eixample para desalojar una fiesta ilegal con 60 personas, que se estaban saltando todas las medidas sanitarias, además estaban consumiendo drogas.

La pandemia del coronavirus no frena las fiestas ilegales. La última se ha producido en Barcelona, en un sex-shop del distrito del Eixample, donde se reunieron cerca de 60 personas.

La Guardia Urbana fue alertada por los vecinos y acudieron al sex-shop en Barcelona, donde encontraron la fiesta ilegal en la que se incumplían las medidas sanitarias y donde se estaban consumiendo drogas.

Además de desalojar el local, los agentes impusieron a los asistentes 61 denuncias por infracciones de las medidas de protección frente a la COVID-19, así como otras 9 denuncias administrativas al sex-shop, y levantaron acta por tenencia y consumo de drogas.

Las fiestas en interiores, prohibidas con el estado de alarma

Las fiestas en domicilios y locales están prohibidas desde el 25 de octubre de 2020, día en que fue decretado el segundo estado de alarma para hacer frente a la epidemia del coronavirus.

Con el estado de alarma sobre la mesa, una figura jurídica que decaerá el próximo 9 de mayo, las comunidades autónomas pueden tomar medidas excepcionales para controlar la epidemia de coronavirus como son los cierres perimetrales, toques de queda y cierres de la hostelería y comercios.

Publicidad