54.400000

Publicidad

Coronavirus La Rioja

Desalojan 4 veces un club de alterne en la localidad riojana de Rincón de Soto que, pese a las restricciones por el coronavirus, continuaba abierto

Incumpliendo las restricciones contra el coronavirus el club de alterne en la localidad riojana de Rincón de Soto seguía actuando "con normalidad".

En resumen

Hasta en cuatro ocasiones ha sido desalojado un club de alterne en la localidad riojana de Rincón de Soto que incumpliendo las restricciones impuestas por la pandemia del coronavirus continuaba abierto al público y seguía ejerciendo su actividad "con normalidad".

El propietario del club de alterne, se enfrenta a una pena de multa de 24.000 euros, 6.000 euros por cada infracción. El dueño del local es un varón de 51 años, natural de Republica Dominicana y vecino de Rincón de Soto que tenía a tres mujeres en situación irregular en España.

La primera intervención tuvo lugar la madrugada del pasado día 12, cuando Agentes del Servicio de Seguridad Ciudadana recibieron diferentes informaciones indicando que el club de alterne estaba abierto ignorando la preocupante situación que vive La Rioja por la expansión de casos de coronavirus.

La Segunda actuación se ejecuto en la madrugada del día 13, mediante la realización de un operativo que estuvo a punto de desbaratarse, al detectar el encargado del club la llegada de los agentes, alertando a clientes y trabajadoras para que abandonaran el lugar.

Tras ser identificados clientes y trabajadoras se instó por segunda vez al propietario al cese inmediato de la actividad, siendo desalojados los usuarios de manera escalonada y ordenada. El propietario se mostró de manera "desafiante" y "amenazante" y comunicó a los agentes su desacuerdo con la denuncia.

La tercera intervención ocurrió en la tarde/noche del sábado 17. El responsable del club no conforme con cada una de las actuaciones llevadas a cabo por la Guardia Civil, volvió a reabrir durante la madrugada del 19 al 20, siendo nuevamente denunciado y desalojados los clientes del local. Tras esta actuación el propietario del establecimiento indicó a los agentes que procedía a cesar su actividad de manera definitiva.

Publicidad