LAS AUTORIDADES PIDEN MÁXIMA COLABORACIÓN

Medios aéreos y terrestres trabajan en la extinción de un incendio en Gran Canaria

Entre 300 y 400 personas han sido desalojadas esta tarde de sus viviendas en la cumbre de Gran Canaria por un incendio forestal que avanza con rapidez, que ha quemado más de 2.000 hectáreas en sus primeras horas y que tiene potencial de afectar "a varias miles de hectáreas más".

Publicidad

El incendio que afecta a cinco municipios de Gran Canaria: Tejeda, San Mateo, Telde, San Bartolomé de Tirajana y Santa Lucía de Tirajanade desde las horas centrales de este miércoles ha pasado a Nivel 2, por lo que su gestión pasa del Cabildo al Gobierno de Canarias.

Así lo ha informado la Consejería regional de Política Territorial, Sostenibilidad y Seguridad, que añade que la responsable del área, Nieves Lady Barreto, ha declarado la situación de emergencia en nivel de gravedad 2 a solicitud del Cabildo.

Las zonas de Cruz de Tejeda, Las Lagunetas, Cueva Grande y Calaretas han sido desalojadas por el incendio en la zona y entre 300 y 400 personas, que han sido alojados en pabellones, según la Guardia Civil, que añade que el fuego se extiende hacia Pico de Las Nieves.

El incendio ha afectado ya a una superficie de 2.000 hectáreas, según ha informado el Cabildo de la isla, que advierte de que sigue extendiéndose y tiene "un gran potencial", por lo que ha habido que efectuar nuevos desalojos en la zona.

El presidente de Canarias, Fernando Clavijo, ha cancelado toda la agenda que tenía prevista para mañana, jueves, para seguir desde Gran Canaria la evolución del incendio forestal declarado en la cumbre de la isla.

Zona de vegetación seca

El concreto, el fuego, que se ha iniciado sobre las 15.00 horas de este miércoles, en un entorno con vegetación seca como un conato en la zona montañosa de Tejeda y se ha tornado a agresivo, hablando la Corporación insular de que el fuego está en tipo express y en fase agresiva. Por este motivo, se ha pedido a la población no subir a la cumbre bajo ningún concepto.

Además, se ha procedido al cierre de varias carreteras; la GC-150 (Cruce de los Llanos-Pinos de Gáldar), la GC-15 (Tejeda-Las Lagunetas), la GC-230 (entre la GC-15 y GC-21), la vía GC-400 (Aríñez) y la GC-130, en el cruce con la GC-120 (en Cazadores).

Las condiciones climatológicas han complicado el incendio, que ha llegado a la zona del Parador y están a punto de cruzar al norte, por lo que se han activados más medios contraincendios de los inicialmente previstos.

Medios desplegados para sofocar el fuego

Más de 300 efectivos,entre ellos 9 helicópteros y un avión trabajan en la zona para sofocar el fuego, siendo también prealertados los medios aéreos estatales a la espera de la evolución de la situación.

Por su parte, agentes de la Consejería de Medio Ambiente y Emergencias del Cabildo se han trasladado al lugar, y han sido alertados el Consorcio de Emergencias y Protección Civil.

Habitantes de los núcleos de Lagunetas, Cueva Grande y Caleretas se encuentran ya en pabellones deportivos donde han sido acomodados en espera de la evolución de las llamas, que han llevado también a cerrar al tráfico varias carreteras del lugar, en tanto que medios aéreos y terrestres actúan para tratar de sofocar el fuego, se detalla en la cuenta de Twitter de la corporación.

Publicidad