Volcán La Palma

El derrumbe parcial del cono principal derrama más lava que alimenta a las coladas

El volcán de La Palma continúa expulsando lava. El derrumbe parcial del cono principal ha provocado que se expulse más lava y que alimente a las coladas, que se encuentran frenadas.

Publicidad

Los expertos observan que las cabezas de esas coladas parecen frenadas durante los últimos días del volcán de La Palma. El volcán continúa expulsando lava, por lo que todo podría cambiar.

La colada principal, que es la que más preocupa, se ha frenado en La Laguna. Sin embargo, ha colapsado el cono secundario y ha provocado nuevas riadas lávicas. Dependiendo de la cantidad de magma y de la fluidez, se podría cambiar el rumbo de las coladas.

Las próximas horas serán decisivas para saber qué rumbo tomarán, sobre todo la colada que más preocupa. Esta es la que está próxima a la montaña de La Laguna.

Las imágenes del dron muestran varios canales lávicos corriendo ladera abajo, propiciados por los cuatro canales que continúan de forma efusiva expulsando magma.

Derrumbe en el cono principal

El volcán ha sufrido un nuevo derrumbe en su cono principal, que ha generado grandes derrames de lava. Esta alimentan las coladas en su descenso. Continúa preocupando la colada más cercana a La Laguna.

El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, ha indicado que "el final de la erupción no está previsto, nos quedan semanas por delante de emergencia". Las coladas se han extendido y cubren ya 889 hectáreas desde el inicio de la erupción y han destruido 2.129 edificaciones.

Los derrames de lava registrados este sábado han estancado la colada que más preocupa, la que se encuentra parada en el barrio de La Laguna.

Publicidad