Los Mossos d'Esquadra están investigando una presunta agresión sexual a un niño de 13 años por unos compañeros de su mismo instituto, de entre 14 y 15 años de tercero de la ESO.

Según el relato de la víctima, según publica 'ElCaso', los agresores le hicieron tocamientos y le obligaron a hacérselos a ellos y también hicieron felaciones delante del menor.

El menor, que padece el trastorno de Asperger, abandonó en febrero el colegio para continuar en otro hasta finalizar el curso.

Los padres detectaron en diciembre que el niño estaba más nervioso de lo habitual y que tenía incontinencia urinaria. Al hablar con el niño, les relató que un grupo de compañeros le acosaban. Por lo que los padres presentaron una denuncia que está siendo investigado por la Fiscalía de menores.

El acoso comenzó cuando los presuntos agresores intentaron obligarle a que fumara porros. Después le pidieron juegos, ropa, joyas e incluso dinero si no quería acabar herido.