Las mujeres habían dado 7.000 euros al novio de la hija para que a su vez encargase a un sicario que matase y vendiese los órganos de la pareja de la primera y no lo hizo. Según ha informado esta miércoles la Jefatura Superior de Policía de Madrid, los tres fueron detenidos el pasado 14 de junio por un presunto delito de proposición para cometer asesinato: las dos mujeres en el momento en el que trataron de interponer una denuncia por estafa y el hombre poco después.

Se trata de una mujer de 52 años, su hija de 20 y el novio de esta, de 29. Todos son españoles y no tienen antecedentes policiales, y ahora se investiga si este hombre, que les aseguró que era un alto cargo del CNI y tenía documentos falsificados con el anagrama de ese servicio de inteligencia, ha estafado a más personas. Fue él el que propuso a las mujeres ordenar a un sicario que matase a la pareja de la madre y vendiese los órganos para conseguir así 60.000 euros, ya que la chica le contó que el actual novio de la madre les había engañado en múltiples ocasiones, consiguiendo esa misma cantidad de ellas.

Con ese "negocio" las mujeres recuperarían el dinero perdido, según el detenido, que les mostró documentos que supuestamente acreditaban que él era jefe de los servicios secretos y podría resarcirlas económicamente.

Las mujeres estuvieron de acuerdo y firmaron, el pasado mes de marzo, un contrato que reflejaba sus intenciones y que le entregarían 7.000 euros como adelanto. Al pasar las semanas y no consumarse el asesinato, las mujeres fueron el pasado día 14 a la comisaría de Centro de la Policía Nacional a denunciar lo ocurrido: que habían sido estafadas por la pareja de la hija, que decía que pertenecía al CNI y se había comprometido a encargar a un sicario el asesinato de la pareja de la primera, para lo que habían pagado un dinero. En ese momento fueron arrestadas y poco después los agentes localizaron y arrestaron al hombre.