La organización SOS Racismo ha denunciado otro incidente racista en Madrid. Esta vez, una mujer ha sido desalojada de un autobús en Móstoles por exceso de aforo. Su desalojo se produjo de forma violenta, cayendo la mujer por las escaleras del autocar en un intento por resistir a los empujones de la policía. Mientras, su hijo pequeño presencia la escena y llora.

La mujer tomaba el autobús en Móstoles para volver a su casa en Camarena (Toledo). Pese a tener billete, el conductor alegó que no quedaban plazas en el autobús para impedirle subir. "Que te bajes, que te bajes, me cogieron varios policías", explica la mujer.