Un ciudadano alertó a la Policía Foral de Navarra de que una persona iba caminando por la localidad de Huarte con un fusil provisto de mira telescópica.

Los agentes acudieron al lugar y tras inspeccionar la zona dieron el alto a un conductor que ya tenía sanciones anteriores por portar armas sin permiso.

En el asiento trasero estaba el arma descrita por el ciudadano, sin funda y con el cargador puesto. El arma, una carabina de aire comprimido clasificada como de cuarta categoría.

Le realizaron los test de estupefacientes y alcohol y dio positivo en cannabis y alcohol (0,3mg/litros).

El hombre fue denunciado por ambos motivos por infracción a la Ley de Seguridad Vial. Además se le incautó el arma y la munición y se le propuso por infracción al Reglamento de Armas por no llevar la documentación correspondiente, llevarla sin funda y con la munición y el cargador puesto.