Mossos d'Esquadra en una imagen de archivo

Publicidad

Agresión en Barcelona

Denuncian a 3 jóvenes por homicidio por rociar con gasolina a una persona sin hogar en Barcelona

El Ayuntamiento de Barcelona pone una denuncia ante la Fiscalía a tres jóvenes que rociaron con gasolina a un indigente mientras dormía en la calle y se les acusa de un delito de tentativa de homicidio y otro contra la integridad moral.

El Ayuntamiento de Barcelona denuncia ante la Fiscalía a los tres jóvenes que rociaron con gasolina a una persona sin hogar que dormía en la calle. A los jóvenes, que aún no han sido identificados, se les acusa de un delito de tentativa de homicidio y otro contra la integridad moral.

En la denuncia consta que "este hecho delictivo afecta a los intereses de la ciudad" y pide que se apliquen contra los autores los agravantes de abuso de superioridad y motivos discriminatorios y se describe a los atacantes como jóvenes con aproximadamente veinte años, la cabeza rapada, con botas negras -Dr. Martens- y que lucían banderas de España en sus chaquetas tipo 'bomber'.

Los Mossos d'Esquadra están buscando a los tres jóvenes con esas características y que pudieron atacar al indigente con gasolina mientras dormía frente al número 44 de la Ronda San Pau, a las puertas del Gimnasio Social Sant Pau de Barcelona.

El grupo de jóvenes, abandonó la botella de gasolina y huyó del lugar de los hechos cuando el guardia de seguridad del gimnasio le gritó "parad, parad", cuando vio que los jóvenes estaban rociando con gasolina a una persona sin hogar. Antes de huir, según consta en la denuncia, los jóvenes le respondieron al vigilante: "¡calla, segurata de mierda!".

La denuncia del Ayuntamiento pide que la fiscalía instruya las diligencias que considere necesarias para determinar los hechos, la autoría, sus circunstancias y aporte todo ello al juzgado competente para que los autores sean juzgados por un delito de odio.

Los políticos catalanes condenan este hecho

El concejal de Derechos de Ciudadanía, Marc Serra, ha asegurado que lo que ha ocurrido "es una tentativa de asesinato con los agravantes de que lo querían llevar a cabo con fuego y por motivos puramente ideológicos". "Es una agresión cobarde y aporofóbica, de odio a los más vulnerables", añadía Serra.

"Los discursos que siembran el odio hacen que pasen cosas como esta", afirmaba Jordi Coronas, portavoz municipal de ERC.

La presidenta del grupo de JxCAt, Elsa Artadi, también se ha hecho eco de este asunto y ha expresado su solidaridad con la víctima y ha dado las gracias al Gimnàs Social y "a las personas que trabajan para velar por la integridad de todos". Artadi ha escrito en su cuenta de twitter lo siguiente: "Basta de ataques de odio y discursos que los avalan. Y más políticas sociales eficientes con el sinhogarismo en Barcelona. Toda la solidaridad con la víctima".

Publicidad