Delitos de odio

Los delitos de odio crecen en Europa y solo una de cada diez víctimas denuncia, según un estudio

Un estudio liderado por una eurodiputada de Ciudadanos señala que han crecido los delitos de odio en Europa y que solo son denunciados 1 de cada 10.

¿Qué es un delito de odio?

Publicidad

La eurodiputada de Ciudadanos y vicepresidenta de la Comisión de Libertades Civiles del Parlamento Europeo, Maite Pagazaurtundúa, ha liderado un estudio publicado este martes bajo el nombre de 'Cartografía del odio', que se ha realizado durante dos años y que ha estado centrado en seis países de Europa, los cuales son España, Alemania, Francia, Italia, Hungría y Polonia.

Según asegura esta investigación, en Europa han crecido los delitos de odio, hasta el punto de que solo son denunciados 1 de cada 10, mientras que el 90% restante no es reportado a las autoridades pertinentes para que abran una investigación sobre ello.

El informe se ha enviado a la Comisión Europea, para que sea sometido a una evaluación y conceda una respuesta en diciembre, sobre si optará por incluir algunos de estos delitos en la lista de delitos graves del bloque comunitario.

Más de 30.000 delitos de odio

Las cifras aportadas por el informe señalan que se han producido un total de 32.226 delitos de odio contabilizados en este estudio, de los cuales 3.932 han tenido lugar en España (un 12,28%). Otra estadística a tener en cuenta es que la mayoría de estos delitos proviene principalmente por racismo (hasta un 60%), mientras que la intolerancia religiosa compone un 11,63%, el antisemitismo representa un 9,28% y los delitos contra la orientación sexual suponen un 9,06%.

Otro de los datos a tener en cuenta en dicho informe es que la religión y el sexo de la persona han aumentado en cuanto a los delitos de odio, mientras que en España, la parte donde más han crecido estos delitos es en lo relativo a la intolerancia política, resaltando la 'hispanofobia', en aquella lista de los delitos considerados como 'menos visibles'.

Dentro de estos últimos, también se apuntan a otros que han crecido como la disfobia (la intolerancia hacia las personas con algún tipo de discapacidad) o la aporofobia (odio hacia las personas indigentes o pobres).

Publicidad