Obispo de Tenerife

Las declaraciones homófobas del obispo de Tenerife: "Si se hace consciente y libremente es pecado mortal"

El obispo de Tenerife ha comparado la homosexualidad con el alcoholismo y ha expresado que es un "pecado mortal".

Bernardo Álvarez, obispo de Tenerife

EFE Bernardo Álvarez, obispo de Tenerife

Publicidad

El obispo de Tenerife, Bernardo Álvarez, pronunció este martes unas palabras homófobas durante una intervención en la televisión canaria. De acuerdo con sus declaraciones, Álvarez considera la homosexualidad como un "pecado mortal".

"Para que una cosa sea pecado mortal hace falta que la persona sea consciente de que es pecado, que lo haga libremente y que no esté condicionada por nada, pero que sepa y que tenga conciencia de que lo que hace está mal", manifestó el obispo durante la entrevista en la que fue preguntado si la homosexualidad es pecado.

Además, el obispo fue más allá en sus declaraciones y comparó esta orientación sexual con el alcoholismo: "A pesar de que saben que está mal, lo hacen, sin ser condicionados por nada. Es como la persona que bebe y cuando bebe hace cualquier disparate. Claro, lo que tiene que hacer es no beber".

En este sentido, Bernardo Álvarez aludió a los "principios de la Iglesia en relación a las cuestiones morales". Aunque afirmó que las personas "son siempre dignas de todo respeto", también considera que "sus comportamientos son discutibles".

Piden el cese del obispo

Tras las declaraciones pronunciadas este martes, la asociación LGTBI Diversas ha pedido el "cese inmediato" del obispo de Tenerife. Desde el colectivo denuncian que se trata de palabras "mezquinas y casposas" y afirman que se trata de declaraciones de odio contra todas las personas homosexuales.

Asimismo, su presidente, Sergio Siverio, ha explicado que estas palabras convierten al obispo en "lo más rancio y miserable que sigue existiendo en la Iglesia católica" y que pueden generar "un sentimiento de culpa" en muchas personas creyentes que pertenecen al colectivo.

Además, desde esta asociación LGTBI han recordado las declaraciones de este mismo obispo en el año 2007 donde justificó la pederastia y los abusos sexuales en el seno de la Iglesia afirmando que "hay niños que provocan".

El presidente de Canarias pide a Álvarez que rectifique

El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, ha pedido al obispo de Tenerife que "rectifique" sus declaraciones sobre el colectivo LGTBI y ha recomendado a Bernardo Álvarez que salga y sea "consciente de en qué mundo vive".

"La homosexualidad y la heterosexualidad son semejantes en respeto, ninguna está por encima ni por debajo de la otra. Hemos caminado mucho y nos ha costado mucho conseguir derechos de igualdad para que diga ahora que es una enfermedad o un pecado mortal. Creo que debería rectificar, sinceramente, poco favor hace a la Iglesia estas declaraciones", ha señalado.

En el plano político, también el sindicato UGT ha pedido al obispo una rectificación. "Este tipo de discursos pueden seguir formando parte de esta institución, pero lo que menos podemos entender es la falta de responsabilidad del que se considera máximo representante de la Iglesia en la isla", ha expresado el secretario general de UGT en Canarias, Manuel Navarro, que ha afeado también que en ocasiones se sigan lanzando este tipo de mensajes desde la institución.

Publicidad