Publicidad

Debate ético

El debate ético sobre la mezcla de embriones de humano y mono divide a la comunidad científica

Algunos opinan que se trata de una transgresión de la ética humana, pero para otros se trata de una posibilidad de que suponga una avance para la especie. Hemos hablado de este anuncio con el biólogo e investigador, Juan Carlos Izpisúa.

Uno de los objetivos de la investigación es crear órganos para trasplantar a personas con enfermedades graves. A 132 embriones de monos les han inyectado embriones humanos, es decir, han mezclado genes. Tres de ellos sobrevivieron durante 19 días y ahí pararon el experimento. Sin embargo, el debate está en la calle ya que muchos piensan que no se deberían transgredir ciertos límites, mientras que a otros les parece un avance muy importante. En la comunidad científica, de momento, llaman a la calma y piden poder ver todos los datos completos.

¿Es ética esta práctica? Algunos opinan que se trata de una transgresión de la ética humana, pero para otros se trata de una posibilidad de que suponga un avance para la especie. Este es un experimento liderado por el científico español Juan Carlos Izpisúa, Investigador y Catedrático de la Universidad Católica de Murcia (UCAM) que ha unido células embrionarias humanas con embriones de mono. El objetivo, según el científico, "es generar células, tejidos y órganos que puedan ser trasplantados a aquellas personas cuyos órganos han dejado de funcionar".

Consiguieron que esos embriones vivieran fuera del útero durante 19 días, pero en la comunidad científica surgen dudas. Alfonso Martínez-Arias, profesor de la Universidad Pompeu Fabra, dice que "no hay ninguna evidencia ni del día 19, ni del 18, ni del 17...".

Valoración del comité de bioética

En el comité de bioética se preguntan "si no es necesario hacerlo con una especie próxima o tan próxima con el ser humano". Con los datos obtenidos los científicos esperan retomar aquí en España "la generación de estos órganos humanos en cerdo", como afirma Estrella Núñez, la coautora del estudio y Vicerrectora de Investigación de la UCAM, centro universitario que financia la investigación. .

La polémica también está en por qué el estudio se ha realizado en China y los expertos apuntan a que es para buscar una ética más flexible. Sin embargo, los científicos afirman que el "obtener un macaco con un cerebro humano de momento es pura ciencia ficción". De momento, solo es una aspiración que nos tendremos que conformar con verla en la gran pantalla.

Publicidad