DANA

Una DANA podría traer lluvias fuertes y frío la primera semana de otoño en España

Se espera una DANA entre el lunes y el miércoles que afectará principalmente al área mediterránea. También continuarán las precipitaciones en el norte de Galicia, en el área cantábrica y en el alto Ebro.

Una DANA podría traer lluvias fuertes en el Mediterráneo

Publicidad

El verano se despide lluvioso en algunas zonas de España. Se espera una Depresión Aislada en Niveles Altos (DANA) entre el lunes y el miércoles, que afectará principalmente al área mediterránea.

Continuarán las precipitaciones en el norte de Galicia, en el área cantábrica y en el alto Ebro hasta este miércoles con tormentas copiosas. En el resto del país, se registrará un tiempo más calmado.

En el área mediterránea serán probables los chubascos debido a la gota fría, que podrán ser fuertes y estarán acompañados de tormentas en el este de Cataluña y en Baleares. Podrían extenderse al resto de Cataluña, Aragón, la Comunidad Valenciana y al este de Castilla-La Mancha.

A partir del jueves se espera un tiempo más estable, seco y soleado para dar la bienvenida al otoño en la mayor parte de la Península y en Baleares tras esta posible DANA. Se registran algunos intervalos de nubes en el tercio noroeste y precipitaciones débiles y ocasionales en el noroeste de Galicia.

Predominarán los vientos de componente norte debido a la DANA. Se espera que las temperaturas tiendan a ascender a partir del miércoles, aunque serán más bajas que las temperaturas registradas en esta época del año.

Chubascos este domingo

La Agencia Estatal de Meteorología, Aemet, no descarta algún chubasco este domingo en Islas Baleares e intervalos de viento fuerte en el bajo Ebro y en el Ampurdán.

También habrá intervalos nubosos en gran parte del área mediterránea, con posibilidad también de algunos chubascos débiles y dispersos, más probables en el este de Cataluña y acompañador de tormenta en el norte de Baleares.

Un frente atlántico afectará al Cantábrico y al norte de Galicia, con nubosidad en aumento y precipitaciones débiles en general, algo más intensas al final en el Cantábrico oriental. En el resto de la península poco nuboso o despejado.

Publicidad