77.013167

Publicidad

Desalojo

Dan 24 horas a los vecinos de tres edificios de La Manga para desalojar sus viviendas por riesgo de desprendimiento

El ayuntamiento ha anunciado a la propietaria de los inmuebles que tienen cinco días para arreglar los daños efectuados en la fachada.

El Ayuntamiento de Cartagena, en la Región de Murcia, ha dado 24 horas para desalojar y precintar tres edificios de La Manga por riesgo de desprendimientos de la fachada y el peligro que esto supone para los residentes de dichos edificios.

Los edificios se encuentran en primer línea de playa de La Manga, que cuenta con unos 67 apartamentos, la mayoría se encuentran de vacaciones. El edificio se tiene unas siete plantas y tiene una fachada que no se encuentra sujeta a la pared como debería estar, lo que hace que ponga en peligro a las personas que se encuentran residiendo en dichas viviendas.

El expediente sobre el caso se abrió en 2011 cuando la Concejalía de Urbanización señaló que la constructora tenía 15 días para sanear las imperfecciones de la fachada, pero dicha constructora quebró y ahora gran parte de las viviendas forman parte de una entidad financiera. Ya en 2015 un tribunal condeno tanto a la constructora como al arquitecto a reparar los defectos en la edificación.

En 2019 los técnicos del ayuntamiento acudieron a la zona y comprobaron que no habían realizado las obras pertinentes, por lo que se les ofreció llevarlas a cabo en 15 días y desalojar el edificio en las próximas 24 horas para realizar las reparaciones en la fachada.

El 14 de agosto de 2019 los propietarios enviaron al ayuntamiento la documentación sobre la dirección de la obra, pero el 2 de julio de este año la empresa que iba a realizar la obra renunciaba al proyecto y pedía al Ayuntamiento a que se tomaran las medidas necesarias para que las personas que habitan en dichos edificios estuvieran seguros.

Ahora el ayuntamiento ha procedido a dar 24 horas a los vecinos para desalojar las viviendas y al propietario del edificio se le ha informado de que tiene cinco días para arreglar la fachada.

Publicidad