Publicidad

Terremoto

Se cumplen 10 años del terremoto de Lorca, la mayor catástrofe sísmica en España desde 1969

Este martes 11 de mayo se cumple una década de los dos terremotos consecutivos que sacudieron Lorca. Nueve personas fallecieron y 360 resultaron heridas

El 11 de mayo de 2011, dos terremotos consecutivos, uno de ellos de 5,1 en las escala Ritcher, sacudieron la ciudad murciana de Lorca dejando nueve fallecidos y 360 heridos. También causó daños materiales por valor de 1.200 millones de euros.

Aquella tarde de mayo la ciudad "tembló como una casa construida sobre un flan", dice el geólogo Juan Antonio López en declaraciones recogidas por Efe.

López recuerda que se dieron las circunstancias para una "tormenta perfecta" que desencadenó la mayor catástrofe sísmica de España desde 1969, cuando otro seísmo de 7,5 grados de magnitud en la escala de Richter sembró el pánico en la costa de Huelva.

Como 200 toneladas de dinamita

En el caso de Lorca la escasa profundidad a la que se produjo el temblor principal, 1,5 kilómetros bajo la ciudad, y la directividad, que provocó el "agolpamiento" de todas las ondas sísmicas en una misma dirección hacia el barrio de La Viña, multiplicaron el potencial destructivo del seísmo de 5,1 grados de magnitud.

La energía liberada fue equivalente a 200 toneladas de dinamita y el latigazo del temblor dañó en unos segundos 24.000 inmuebles y 800 locales de negocio y provocó desperfectos en 75 monumentos, además de en carreteras e infraestructuras públicas de todo tipo, indica Efe.

1.700 viviendas derribadas

Volver a poner en pie la ciudad de 63.000 habitantes, en la que fueron derribadas casi 1.700 viviendas (1.152 de ellas habitadas en el momento de los seísmos), en solo una década ha sido una labor titánica que las autoridades elevan a paradigma mundial de la recuperación tras una catástrofe natural.

Reconstruir y reparar lo dañado ha costado unos 1.000 millones de euros, la mayor inyección económica recibida por la ciudad en toda su historia, que ha sido aprovechada para reinventar Lorca, redefinir sus espacios y adaptarlos al siglo XXI, mejorando la sismorresistencia de las nuevas construcciones.

La recuperación ha costado al Estado más de 800 millones de euros, de los cuales 450 corresponden al Consorcio de Compensación de Seguros, que llegó a registrar 32.700 solicitudes de indemnización tras la catástrofe.

Publicidad