Publicidad

Coronavirus

Se cumple un año de la apertura del hospital temporal de Ifema para atender a pacientes de coronavirus

La Comunidad de Madrid albergó en el recinto de Ifema un macrohospital para atender a enfermos de coronavirus que necesitaban ser hospitalizados ante el colapso del resto de hospitales de la región.

Durante los peores meses de la pandemia de coronavirus, las urgencias y hospitales estaban saturados lo que hizo que se tuvieran que aprovechar otros recintos en los que poder atender a miles de pacientes que necesitaban ser hospitalizados. La Comunidad de Madrid construyó en Ifema un hospital temporal con 1.350 camas para aliviar la presión hospitalaria del resto de la red asistencial.

Los pabellones 7 y 9 de Ifema se utilizaron para atender a todos los enfermos de coronavirus que no cabían en los hospitales, desbordados por el gran número de contagios. En total, 85.000 metros cuadrados y 1.350 camas, 16 de ellas de cuidados intensivos, donde cada día ingresaban una media de 200 pacientes. A lo largo del recinto, las camas estaban separadas por módulos.

Durante los meses que estuvo abierto, acogió a más de 4.000 pacientes y trabajaron más de 1.000 sanitarios. Sin embargo, su apertura también estuvo envuelta de polémica por los problemas de organización iniciales derivados de la falta de material de las primeras semanas de la pandemia.

A pesar de ello, finalmente el hospital, construido en 3 días gracias a la colaboración de la Unidad Militar de Emergencias, funcionó durante 2 meses y medio a pleno rendimiento y obtuvo el reconocimiento de la Organización Mundial de la Salud.

El hospital de Ifema se montó basándose en lo que se había visto en China solo un par de meses antes, donde en tan solo 5 días se construyó desde 0 un hospital con más de 1.500 camas para atender a pacientes de covid-19.

Finalmente, con un balance de 4.000 pacientes y más de 1.000 sanitarios trabajando, el hospital cerró sus puertas el 1 de mayo con un acto en el que los profesionales quisieron reivindicar la necesidad cuidar la red de atención primaria. Sin embargo, el acto del cierre también suscitó algunas críticas. Se pudieron ver escenas de entusiasmo con abrazos y aglomeraciones sin respetar la distancia social recomendada.

Durante las siguientes olas de la pandemia la Comunidad de Madrid se ha planteado en alguna ocasión reabrir el centro, aunque de momento no ha sido necesario.

Publicidad