HABRÍAN COMETIDO 21 ESTAFAS

Cuatro detenidos por hacerse pasar por operarios del gas para estafar y robar a ancianos

Los detenidos seleccionaban víctimas de edad avanzada que vivían solas. La mujer detenida concertaba citas con las víctimas con el pretexto de hacer revisiones de mantenimiento. Entonces los hombres acudían a los domicilios con ropa de trabajo y robaban objetos de valor como joyas y dinero.

Una pareja de ancianos pasea por la calle

Publicidad

Los Mossos d'Esquadra han detenido a cuatro personas que se hacían pasar por falsos operarios del gas para estafar y robar a gente de edad avanzada, en algunos casos, con patología cognitivas, lo que incrementaba su vulnerabilidad.

Según informa la policía autonómica catalana en un comunicado, a los cuatro detenidos, tres hombres de nacionalidad española y una mujer de origen georgiano, se les relaciona con 21 hechos, entre estafas, hurtos, robos y falsificación de documento mercantil.

En cuanto al modus operandi, los detenidos, de edades comprendidas entre los 34 y los 38 años, seleccionaban siempre víctimas de edad avanzada que vivían solas y, en ocasiones, con patologías cognitivas como Alzheimer o Parkinson. Una vez dentro del domicilio, estafaban a sus víctimas después de simular revisiones del gas e intentaban robarles objetos de valor, sobre todo, joyas y dinero.

Los integrantes del grupo actuaban siempre de la misma manera y se repartían los roles delictivos, de manera que la mujer detenida hacía las funciones de operadora telefónica y concertaba citas con las víctimas simulando que trabajaba para alguna empresa de suministros con el pretexto de hacer las revisiones de mantenimiento periódicas.

En cuanto a los hombres detenidos, uno tenía la función de conductor, mientras que los otros eran los que visitaban el domicilio de las víctimas, y para no levantar sospechas llevaban ropa de trabajo con logos y emblemas propios de las empresas de suministro.

Los Mossos d'Esquadra han detenido a cuatro personas que se hacían pasar por falsos operarios del gas para estafar y robar a gente de edad avanzada, en algunos casos, con patología cognitivas, lo que incrementaba su vulnerabilidad.

Según informa la policía autonómica catalana en un comunicado, a los cuatro detenidos, tres hombres de nacionalidad española y una mujer de origen georgiano, se les relaciona con 21 hechos, entre estafas, hurtos, robos y falsificación de documento mercantil.

En cuanto al modus operandi, los detenidos, de edades comprendidas entre los 34 y los 38 años, seleccionaban siempre víctimas de edad avanzada que vivían solas y, en ocasiones, con patologías cognitivas como Alzheimer o Parkinson. Una vez dentro del domicilio, estafaban a sus víctimas después de simular revisiones del gas e intentaban robarles objetos de valor, sobre todo, joyas y dinero.

Los integrantes del grupo actuaban siempre de la misma manera y se repartían los roles delictivos, de manera que la mujer detenida hacía las funciones de operadora telefónica y concertaba citas con las víctimas simulando que trabajaba para alguna empresa de suministros con el pretexto de hacer las revisiones de mantenimiento periódicas.

En cuanto a los hombres detenidos, uno tenía la función de conductor, mientras que los otros eran los que visitaban el domicilio de las víctimas, y para no levantar sospechas llevaban ropa de trabajo con logos y emblemas propios de las empresas de suministro.

Publicidad