144.845333

Publicidad

Coronavirus

Cuatro de cada diez muertes por coronavirus se han producido en una residencia de ancianos

Las comunidades más castigadas han sido Madrid, Castilla y León y Cataluña.

Cuatro de cada diez muertes por coronavirus se han producido en una residencia de ancianos. Hasta ahora, al menos 5.000 personas habrían muerto en residencias de mayores durante la crisis del coronavirus. Son los más vulnerables y al mismo tiempo los más desprotegidos.

El Gobierno no informa de la cifra oficial, remite a las comunidades. Pero cada autonomía decide cómo presenta los datos, así que estas cifras son el resultado de recopilar la información que facilita cada región. Madrid sería la comunidad más afectada.

El último caso preocupante se ha registrado en Sevilla. El consejero de salud de Andalucía ha confirmado que 24 ancianos ha muerto en la Residencia Joaquín Rosillo de San Juan de Aznalfarache.

No obstante, aunque los datos sean imperfectos, por las diferencias metodológicas y la falta de test que el sector lleva semanas reclamando, permiten dimensionar el problema. Son uno de los focos de contagio durante esta pandemia.

La situación empeora a medida que avanza el virus. Los sindicatos, patronales y asociaciones profesionales llevan semanas reclamando equipos de protección para frenar los contagios, pruebas que permitan afinar los diagnósticos y una atención sanitaria para los residentes. Aseguran que el material sigue sin llegar de manera generalizada, igual que los test, especialmente en las comunidades con mayor número de casos, Madrid y Cataluña.

Publicidad