El logo de Google

Publicidad

Coronavirus

Durante la cuarentena por el coronavirus, los españoles buscan en Internet más buenas noticias que nunca

Los usuarios, cansados de noticias desastrosas, quieren leer informaciones alegres, en cierta medida durante el confinamiento por coronavirus.

La expansión de la epidemia de coronavirus ha obligado a la mayoría de países del globo a establecer un estado de alarma que ha forzado a miles de personas a quedarse en sus casas y no salir salvo para cuestiones de necesidad.

Este encierro junto con la crisis sanitaria y económica ocupan casi en su totalidad los titulares de los medios de comunicación y en las redes. Pero también hay informaciones aliviadoras y los usuarios, cansados de noticias desastrosas, quieren leerlas. Así lo demuestran las búsquedas en Google de "buenas noticias", que se han disparado en España hasta alcanzar máximos históricos desde que el buscador recopila este tipo de datos.

En las últimas semanas, los usuarios buscan noticias agradables sobre el coronavirus. Google Trends muestra que se han disparado estas búsquedas en términos relativos.

Ahora tenemos la necesidad de recibir buenas noticias que nos digan que vamos a salir a la calle pronto, que habrá soluciones y que no vamos a perder el trabajo. Las personas quieren que sus deseos se cumplan porque no se sabe a ciencia cierta qué pasará.

En España en los últimos dos meses la búsqueda del término "coronavirus" ha aumentado notablemente. Se disparó especialmente el 12 de marzo después de que la Organización Mundial de la Salud declarara el brote como pandemia global.

Queríamos saberlo todo y empezamos a buscar toda la información que podíamos al respecto, pero la cantidad de noticias negativas que recibíamos nos agotaron: nuevos contagiados, personas fallecidas, el desabastecimiento en algunos hospitales…

Ahora basta con teclear “buenas noticias” en el buscador o en redes sociales para encontrarlas: centenares de personas superan el COVID-19 cada día, la contaminación ha disminuido, los científicos están más cerca de posibles curas, iniciativas solidarias, etc.

Hay algunos portales que se dedican exclusivamente a este tipo de noticias, como ‘Son buenas noticias’ o ‘Cuéntame algo bueno’. La gente está encerrada y angustiada y busca una vía de escape.

También, medios generalistas, grandes medios especializados y usuarios de las redes sociales suelen resaltar informaciones agradables durante el confinamiento, lo que está repercutindo en forma de nuevos lectores. Por ejemplo, cuentas de Instagram que se dedican a publicar buenas noticias como @TanksGoodNews y @GoodNews_Movement han visto un aumento exponencial de sus seguidores, según The New York Times.

Publicidad