Un vecino retira nieve de la calzada en calle León de Madrid.

Publicidad

Nieve

Cuánto tiempo tardará en desaparecer la nieve de las calles de Madrid tras el temporal Filomena

Los efectos del temporal Filomena siguen causando estragos en gran parte de la Comunidad de Madrid, cuyas calles siguen estando abarrotadas de nieve.

A pesar de que la nieve dejó de caer el pasado domingo, las calles de la Comunidad de Madrid siguen enterradas bajo un manto blanco que parece que nunca se irá. Los operarios llevan varios días trabajando a destajo para conseguir despejar las principales calles de la capital tras el paso del temporal 'Filomena'.

Uno de los principales problemas es que la nieve se ha convertido en hielo tras la bajada general de las temperaturas en gran parte del país. Por esta razón, es mucho más complicado apartar la nieve de las calles, tejados y carreteras.

Esta situación está provocando numerosos accidentes tanto de peatones como de vehículos y al parecer tardará varios días más en volver a la normalidad. De momento, la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de la capital no aclaran hasta cuándo seguirá esta situación.

Depende del tiempo y de los equipos de limpieza

Sin embargo, se pueden intuir dos razones para que todo comience a cambiar en la capital: la situación meteorológica y el trabajo de los equipos de limpieza y de la labor de los voluntarios.

Por ejemplo, en las zonas donde lleguen las máquinas quitanieves la situación se puede alargar de cuatro a cinco días, quizás más. Además, las temperaturas en Madrid ahora mismo son muy bajas, la noche del jueves se estiman entre 8 y 9 grados bajo cero.

No obstante, en los próximos días, las temperaturas ascenderán, tanto de noche como de día, las máximas durante el día serán de 10 a 12 grados, por lo que esto ayudará a que la nieve se vaya deshaciendo poco a poco.

Que la nieve desaparezca por completo puede llegar a tardar una semana, y tal vez más tiempo en determinadas zonas, ya que hay que tener en cuenta que es hielo y no nieve, por lo que su retirada es más costosa. Por supuesto, a todo esto se le suma el trabajo incansable de los operarios de limpieza y máquinas quitanieve, que acelerarán todo este proceso.

Publicidad