Son muchos los ancianos que viven solos en España y que al fallecer nadie se da cuenta de su pérdida. El último caso se ha dado en Valladolid, donde ha fallecido Jesús, tenía 85 años, vivía solo en su casa y llevaba muerto más de una semana.

Al menos dos millones de ancianos viven sin ninguna compañía, la mayoría de ellos son mujeres y casi la mitad tiene más de 80 años. Además el 40% de ellos asegura que se sienten solos.

En el peor de los casos, algunos acaban como Jesús. Llevaba una semana fallecido en casa, cuando sus vecinos dieron la voz de alerta a su sobrina, que llamó a la policía.

Los bomberos tuvieron que romper la verja y el cristal de la ventana para acceder a la vivienda, donde encontraron el cuerpo, que llevaba siete días muerto y rodeado de basura.