Crimen de Fuenlabrada

Crimen de Fuenlabrada: la autopsia revela que el fallecido no fue envenenado con lejía

Se cae la principal hipótesis sobre la muerte del hombre al que presuntamente mató su mujer y que luego se suicidó.

Edificio del crimen de Fuenlabrada

Edificio del crimen de Fuenlabrada Archivo

Publicidad

Un hombre de 64 años murió en Fuenlabrada (Madrid) presuntamente a manos de su mujer, que luego se suicidó. La principal hipótesis sobre la muerte que mantenían las autoridades era el envenenamiento. Sin embargo, la autopsia ha revelado que el hombre no murió envenenado por ingesta de lejía o amoniaco.

No se han hallado indicios en la autopsia de quemaduras o agresiones por productos tóxicos de limpieza como lejía o amoniaco. Las autoridades encontraron botes de estos productos cerca de la víctima en la vivienda de Fuenlabrada. Así lo detallaron fuentes policiales a Europa Press. La Policía sigue con el análisis de las muestras encontradas en el domicilio.

Tomaron muestras como medicación para mitigar la enfermedad mental que tomaba la presunta autora de la muerte, la esposa. Estudian si le dio esta medicación para provocar una sobredosis. El informe toxicológico determinara las causas finales de la muerte del hombre.

Amigos, familiares y vecinos han incinerado a la pareja y se han despedido en el tanatorio de Fuenlabrada. Los hijos de los fallecidos -mayores de edad- fueron los que llamaron al 112 cuando ninguno les contestó a sus llamadas ni al timbre de la puerta.

No existían denuncias previas

Las autoridades comprobaron que no existían denuncias previas por violencia de género ni desórdenes de alejamiento. Sin embargo, los hijos relataron que la mujer se había autolesionado y tomaba medicamentos por una enfermedad mental.

Agentes del Grupo V de la Policía Nacional de Madrid siguen con la investigación. La mujer dejó una carta de despedida en la que explicó que necesitaba quitarse la vida y que no podía dejar solo a su marido. El hombre murió y la mujer se ahorcó.

Publicidad