DESACTIVADA LA ALERTA

DESACTIVADA LA ALERTA

La punta de la crecida del Ebro pasa por Zaragoza sin causar daños

El río ha alcanzado una altura de 4,21 metros en Zaragoza, cuando ha alcanzado su máximo caudal. Se espera que el caudal vuelva a aumentar pero de manera más moderada, sin embargo, la Confederación Hidrográfica del Ebro recomienda permanecer vigilantes a la evolución de las crecidas.

antena3noticias.com | Madrid | 28/01/2019

La punta de la crecida del Ebro ha pasado esta madrugada por la capital aragonesa con 1.457,84 metros cúbicos sin causar daños, tras inundar unas 1.500 hectáreas de cultivos en las poblaciones de la Ribera Alta, y se encuentra ya en descenso.

El río ha alcanzado una altura de 4,21 metros en Zaragoza a las 4.00 horas, cuando ha alcanzado su máximo caudal, según el Sistema Automático de Información Hidrológica de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE).

El caudal ha empezado a descender en la capital aragonesa, donde alcanza los 1.442 m3/s y 4,18 metros de altura y se mantiene activado el Plan Municipal de Protección Civil por el que este sábado se desalojó la urbanización de Torre Urzáiz en Movera.

La punta de la crecida se dirige ya hacia los pueblos situados en la Ribera Baja. Según la previsión de la CHE, a tenor de las precipitaciones previstas hasta este martes se esperan nuevos repuntes de caudal, pero de menor entidad, los más reseñables los que se esperan en el Arga y el Aragón (procedente del Erro y Salazar).

En el tramo bajo del Ebro aumentará el caudal hasta los 600 m³/s debido al vertido de los embalses de Mequinenza-Ribarroja-Flix. En cualquier caso, la CHE recomienda permanecer vigilantes a la evolución de las crecidas y estar atentos a la actualización de los boletines de predicción elaborados por este organismo, ya que la situación podría cambiar respecto a lo previsto en estos momentos.

Desactivada la alerta en Zaragoza

El Ayuntamiento de Zaragoza ha desactivado la fase de alerta del Plan Municipal de Protección Civil por la crecida del Ebro, cuya punta ha pasado esta madrugada por la capital aragonesa, sin apenas incidencias, con un caudal de 1.457,84 metros y una altura de 4,21 metros.

Los servicios municipales seguirán, no obstante, atentos a la evolución de la situación en las riberas del río, cuyo nivel va bajando ya "con relativa rapidez", informan fuentes del Ayuntamiento. La punta de la crecida ha pasado por la capital aragonesa a las 4.00 horas y se encuentra ya en descenso. A las diez de la mañana tenía un caudal de 1.427,60 metros cúbicos por segundo y su altura había descendido a los 4,15 metros, según el Sistema Automático de Información Hidrológica de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE).

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.