94.015667

Publicidad

Pornografía

Crecen la producción, el consumo y el tráfico de pornografía infantil durante el confinamiento por coronavirus

Durante el estado de alarma y el estado de alarma reforzado aumentaron exponencialmente las denuncias por pornografía infantil en España.

Durante el confinamiento la producción, el tráfico y consumo de pornografía infantil ha crecido de manera exponencial en nuestro país. En quince días se ha multiplicado por siete la media de casos que habitualmente se notifican en tres meses. Este consumo desorbitado preocupa a los investigadores.

La Guardia Civil, especialista en delitos telemáticos, no ha parado de trabajar durante el confinamiento. De hecho, coincide que en la quincena de menor movilidad, los casos de pornografía infantil notificados llegaron hasta los 8000.

Si se analizan los datos globalmente, se puede ver que de enero a mediados de marzo los casos denunciados no llegan a los 700 y a partir del estado de alarma y el estado de alarma reforzado suben de manera exponencial.

Estas cifras pertenecen a un organismo norteamericano que avisa del tráfico y la producción de pornografía infantil en todo el mundo.

Gracias a esta Institución, la Guardia Civil acaba de detener en Madrid a un hombre que durante siete años abusó sexualmente de su hijastra. Cada vez que viajaba a Bolivia abusaba, la grababa, y volvía a nuestro país con el material pornográfico, y este es solo un ejemplo. En Málaga esta persona también había hecho grabaciones con cámara oculta en la que aparecía una menor de su entorno familiar desnuda, que grabó aprovechando que se estaba cambiando de ropa.

Publicidad