'HAPPYFORCE', UNA STARTUP PARA MEDIR LA SATISFACCIÓN EN EL TRABAJO

Crean una aplicación que mide la felicidad de los empleados en sus puestos de trabajo

'Happyforce' es una plataforma con la que se puede medir el estado de ánimo de las personas en su puesto de trabajo, con el objetivo de aumentar la productividad y retener el talento.

Happyforce

Publicidad

'HAPPYFORCE', UNA STARTUP PARA MEDIR LA SATISFACCIÓN EN EL TRABAJO

Crean una aplicación que mide la felicidad de los empleados en sus puestos de trabajo

'Happyforce' es una plataforma con la que se puede medir el estado de ánimo de las personas en su puesto de trabajo, con el objetivo de aumentar la productividad y retener el talento.

Happyforce
Happyforce | Happyforce

La felicidad de los empleados puede ser la clave para retener el talento, según defiende el mallorquín Dani Castro, uno de los creadores de Happyforce, una 'startup' para medir la satisfacción de los trabajadores y a la vez gestionar la comunicación interna.

En una entrevista, Castro ha explicado que "cada vez está cambiando más esta perspectiva" ya que, según ha dicho, hace unos años "el modelo era cuanto más se paga más se retiene el talento".

"No sé si es generacional, pero no hay que guiarse sólo por eso", ha apuntado Castro, que ha incidido en la importancia de que los trabajadores "se sientan valorados, productivos y que la empresa también los escucha". "Apostamos por humanizar la empresa, por una forma diferente de dirigirla, basada en valores de felicidad personal", ha recalcado.

Happyforce es una plataforma con la que se puede medir el estado de ánimo de las personas en su puesto de trabajo, con el objetivo de aumentar la productividad y retener el talento.

En palabras de su director tecnológico, la herramienta permite "tomar el pulso de forma continua" a la empresa a través de una aplicación móvil en los teléfonos de los empleados, que se pueden descargar con invitación previa de la empresa. La 'app' pregunta a los empleados cómo se sienten cada día y permite hacer comentarios de forma anónima; una vez que han participado, pueden ver un 'timeline' de la empresa.

La empresa puede analizar todos estos datos en una interfaz, si bien no sabe qué trabajador ha dejado cada comentario. Las preguntas que se hacen son configurables según factores como el tamaño de la empresa.

Además, todos estos datos permiten elaborar un "índice de felicidad" y comprobar cómo evoluciona según avanza la semana -según se acerca el viernes suele mejorar, ha explicado Castro- o cuando se hacen determinados anuncios, un "'feedback' bastante bueno para la empresa".

Por otro lado, la herramienta también integra gestión de la comunicación interna y la posibilidad de lanzar microencuestas con comentarios al momento. Finalmente, para empresas grandes en las que se hace complicado manejar grandes volúmenes de información sobre empleados también se ofrece un servicio especial con un asesor asignado a la empresa.

Publicidad