Monjas

Los conventos se vacían por la falta de vocaciones: faltan monjas

La comunidad religiosa en Baleares está preocupada por la crisis de vocaciones, faltan monjas. En toda la isla de Mallorca apenas queda medio centenar de religiosas y los conventos se están quedando vacíos.

Publicidad

La Iglesia lleva años avisando de que "hay falta de Dios" y la verdad es que los números no son alentadores, "no hay relevo generacional" es otra de las advertencias. El Convento de Santa Clara está ubicado en el centro de Palma y es uno de los muchos que está sufriendo la reducción de vocaciones.

Según los datos de 2021 de la Iglesia en Mallorca la isla ha perdido en esto últimos 7 años 179 hermanas y actualmente se calcula que hay 457, pero la tendencia queda claro es bajista. El número de 'hermanas' ha bajado de forma significativa en los últimos 7 años en el conjunto de Mallorca hasta en más de un 30%, una situación que preocupa y que solo se salva, en parte, gracias a la llegada de monjas procedentes de África o de Latinoamérica.

Esta balsa de salvación fue la que tuvieron las hermanas Dominicas de Alcalá la Real que en 2008 estuvieron a punto de clausurar las puertas, pero en octubre de ese mismo año llegaron las tres primeras hermanas que procedían de Madagascar y la comunidad de hermanas comenzó a resurgir. En la actualidad residen en el convento 14 hermanas de entre 27 y 90 años, las cuales esperan que próximamente lleguen nuestras incorporaciones.

En Mallorca la institución es optimista y confía en que se pueda remontar en los próximos años, que haya jóvenes que reciban la llamada y que de esta forma se lugares importantes desde el punto de vista arquitectónico como el Convento de Santa Clara. Esta crisis vocacional no es exclusiva de Baleares, todo lo contrario. En 2019 cerró uno de los conventos más antiguos de España, el de las Clarisas en Salamanca.Cuando cerraron las puertas solo quedaban 4 monjas de las cuales dos casi cumplían 100 años.

Publicidad