191

Publicidad

Asturias

Sigue desaparecido el operario en San Isidro y el riesgo de aludes complica el rescate

El segundo de los trabajadores de la máquina quitanieves que estaba realizando labores de limpieza en la carretera AS-253, en el puerto asturiano de San Isidro sigue sin aparecer. El riesgo de nuevos aludes ha suspendido el operativo de rescate que se reanudará cuando las condiciones permitan "trabajar sobre el terreno".

Continúa desaparecido el operario de una máquina quitanieves en el puerto de San Isidro, que conecta las provincias de León y Asturias. Las condiciones meteorológicas adversas y el riesgo de nuevos aludes dificultan las labores de búsqueda y rescate del segundo de los trabajadores que fueron arrastrados por la avalancha de nieve el pasado 1 de enero.

Los servicios de Emergencia, Guardia Civil y Unidad Militar de Emergencia encontraron este pasado sábado la quitanieves, con la que estaban trabajando los empleados, partida en varios trozos a más de 200 metros de la carretera AS-253, en el puerto asturiano de San Isidro.

El cuerpo de César Fernández Ordóñez, de 53 años, natural de Mieres, fue hallado el viernes sepultado bajo la gran nevada. Ahora los esfuerzos se centran en localizar a Virgilio García García, de 61 años y vecino de Gijón, pero el manto nivoso de gran espesor y la escasa estabilidad en esta zona podría provocar una nueva avalancha, lo que impide retomar la búsqueda a los equipos de rescate por el momento.

El Servicio de Emergencias del Principado de Asturias (SEPA) ha confirmado que el operativo se reanudará "cuando se den las condiciones para poder trabajar sobre el terreno". La máquina fresadora había sido enviada a San Isidro para limpiar la carretera de un alud tras la avalancha de nieve en las proximidades de Riofrío, a pocos kilómetros del paso montañoso de San Isidro.

Aviso amarillo por nevadas

Las comarcas interiores del Principado de Asturias y el litoral oriental, permanecen en aviso amarillo por fuertes nevadas a partir de los 300 metros de altitud, que según la Agencia Estatal de Meteorología, podrían alcanzar espesores de hasta 15 centímetros.

Publicidad