Desaparición

Encuentran el cadáver del niño desaparecido arrastrado por el Miño junto a su padre, que falleció

El menor desapareció a última hora de este sábado tras ser arrastrado por la corriente del río Miño en la localidad pontevedresa de Arbo. Tras él fue su padre, quien murió intentando salvarle.

Publicidad

Los servicios de emergencia han estado buscando desde este sábado al menor que desapareció en la localidad pontevedresa de Arbo después de ser arrastrado por la corriente del río Miño junto a su padre, que falleció. En la búsqueda participaban el Grupo de Apoio Loxístico (GALI) de la Axencia Galega de Emerxencia (AXEGA) utilizando drones, además de los equipos especializados de la Guardia Civil y los voluntarios de Protección Civil de Ponteareas.

Han sido los buzos de la Armada quienes han localizado este domingo el cadáver del niño de 10 años, según han confirmado fuentes de la Guardia Civil. El cuerpo ha sido encontrado a unos 350 metros río abajo del lugar donde fue arrastrado, cerca de una playa fluvial en el municipio de Arbo (Pontevedra).

¿Qué ocurrió?

El suceso tuvo lugar este sábado más tarde de las siete de la tarde cuando el 112 recibió una alerta de que una familia con dos hijos que se estaba bañando en una playa fluvial, fueron arrastrados por la corriente. Mientras que la madre y uno de los niños pudieron nadar hacia la orilla y salir del río, el padre y el otro niño se quedaron en el agua, según informa la Guardia Civil.

Tras ello se movilizaron dos helicópteros, H4 medicalizado y Pesca I de rescate, además de trasladar a la zona a tres patrullas de Guardia Civil y el comandante del puesto de Arbo, un equipo Pegaso del Instituto Armado, medios portugueses (GNR y Bomberos Voluntarios de Melgaço), una embarcación de la Armada Española con base en Tui y Bomberos de O Porriño.

Además, también se movilizó el Grupo de Intervención Psicolóxica en Catástrofes e Emerxencias (GIPCE) del Colexio Oficial de Psicóloxía de Galicia. Según el 112 Galicia, estos profesionales proporcionaron atención psicológica y acompañaron a la familia durante la madrugada.

El padre fue localizado

El padre fue localizado y pudieron sacarlo del río pero, pese a los esfuerzos de los sanitarios que le realizaron las labores de reanimación pertinentes, tan solo se pudo confirmar su fallecimiento.

Continúa la búsqueda

La búsqueda del otro niño continúa, para lo que los efectivos se han desplegado desde el puente internacional de Arbo a lo largo de todo el curso del Miño hasta su desembocadura.

Publicidad