Contaminación

La contaminación se redujo en 2020 por el coronavirus aunque los españoles siguieron respirando aire contaminado

Según la OMS, el 88% de la población respiró aire contaminado durante un 2020, un año marcado por el coronavirus donde la reducción de la movilidad también provocó una mejora en la calidad del aire.

Estación de medición de calidad del aire, en Madrid

Publicidad

La reducción de la movilidad durante 2020 en prácticamente toda España como consecuencia del coronavirus provocó también "una mejora general sin precedentes de la calidad del aire" en España, que ha hecho que la contaminación baje a sus niveles más bajos en la última década.

La organización Ecologistas en Acción ha presentado el informe anual donde se analizan los datos relativos a la calidad del aire según informaciones de las más de 800 estaciones oficiales de medición y confirman que el año pasado "la calidad del aire ha mejorado sustancialmente en España", con una reducción notable de los niveles de dióxido de nitrógeno (NO2), dióxido de azufre (SO2) y ozono troposférico, y más matizada los de partículas en suspensión (PM10 y PM2,5), estas últimas en sus mínimos de la última década.

El resultado del informe arroja "una menor población y territorio afectados por la contaminación", ha explicado Miguel Ángel Ceballos, coordinador del informe, para quien el factor esencial para explicar la mejoría de la calidad del aire ha sido la "reducción general de la movilidad y la actividad económica", sin olvidar el cierre de la mayoría de las centrales térmicas de carbón.

Población que respira aire contaminado

La población que respiró aire contaminado en España, según los valores límite, alcanzó 8,5 millones de personas, es decir un 18% de toda la población ha respirado un aire que incumple los estándares legales.

Si atendemos a los estándares establecidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS), más estrictos, la población que respiró aire contaminado se incrementa hasta 42 millones de personas, un 88,4% de la población. Esta situación supone un descenso de 2,3 millones de personas afectadas respecto a 2019, en todo caso la cifra más baja de la última década

Fallecidos por la contaminación

Para Ecologistas en Acción, la contaminación del aire debe "abordarse como un problema de primer orden", ya que cada año se registran unas 30.000 muertes prematuras en España por afecciones derivadas de la contaminación del aire, según la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA).

Las últimas estimaciones globales de la AEMA y la OMS sobre la repercusión sanitaria de la contaminación atmosférica son muy preocupantes. Elevan en el año 2018 hasta cerca de medio millón las muertes prematuras en los países europeos por la mala calidad del aire.

En España, las víctimas de la contaminación fueron ese año cerca de 30.000, lo que supone duplicar los 16.000 fallecimientos prematuros anuales que se estimaban hace apenas una década.

Medidas para reducir la contaminación

Entre las medidas para reducir la contaminación y evitar muertes relacionadas con la calidad del aire está la de reducir el uso del vehículo privado y potenciar el transporte público y medios como la bicicleta o el tránsito peatonal, además de un ferrocarril convencional mejorado y socialmente accesible.

Otras medidas son la adopción de las mejores técnicas industriales para la reducción de la contaminación y una fiscalidad ambiental que corrija el favorable tratamiento otorgado desde hace años a la aviación y a los vehículos diésel.

Consulta la calidad del aire