Agresión homófoba Madrid

Consulta el contenido de la denuncia falsa de agresión homófoba en Madrid

El joven que denunció haber sufrido una agresión homófoba en Madrid admitió ante la Policía Nacional que se trataba de una denuncia falsa, que los cortes que presentaban fueron consentidos.

Publicidad

El joven de 20 años que denunció una agresión homófoba en el barrio de Malasaña (Madrid) ha admitido ante la Policía Nacional que se trata de una denuncia falsa y que lo hizo para ocultar una infidelidad, tratando de evitar que su novio se enterara de prácticas masoquistas con dos hombres: "Se me fue de las manos".

Durante la declaración, el chico se derrumbó cuando le pidieron su teléfono para comprobar sus mensajes y sus últimas ubicaciones y terminó confesando que los cortes que presentaba se los habían hecho con su consentimiento.

Contenido de la denuncia falsa

Espejo Público ha accedido al contenido de la denuncia del joven:

"Serían las 17:15 h de la tarde y al llegar a la puerta de mi casa, observo a ocho individuos corriendo hacia mi de frente. Iban de negro, con sudaderas negras y una capucha blanca. Yo abro el portal y ellos entran el interior. Entonces yo entro también. Están parados, se me quedan mirando y me dicen 'maricón, que eres un maricón, maricón'. Y yo les respondo: '¿Y qué?'. Entonces se abalanzan sobre mi, me ponen contra la pared, me colocan una navaja en el cuello y la boca y me dicen 'si hablas te apuñalo la boca'. Entonces me tiran al suelo. Uno se sienta sobre mi espalda y otros me agarran piernas y brazos para inmovilizarme. Me arrancan la camisa y la gorra. Entonces me bajan el pantalón y la ropa interior mientras me gritan: 'Maricón, comemierda, asqueroso' y dicen algo del anticristo. Entonces empiezan a rajarme en los dos cachetes del culo.

Una señora mayor desde la calle ve lo que está pasando en el portal, golpea el cristal y grita: '¡Qué hacéis? ¡Dejadlo!'. Entonces me sueltan y salen corriendo. Me salvó esa mujer. Al liberarme me fui a casa y al llegar llamé a mi novio, le dije que cogiese cosas para coserme las heridas del culo y le conté lo sucedido. Cuando venía para casa se encontró a una pareja de policías y les contó lo sucedido. Ellos le recomendaron que fuéramos a un centro médico y luego a denunciar a la policía. Entonces nos fuimos a la Fundación Jiménez Díaz".

Sigue en pie la concentración en Sol

La concentración en la Puerta del Sol sigue convocada para este sábado. Los organizadores creen que es importante esta manifestación para pedir justicia por las más de 700 agresiones homófobas que se han producido desde principios de 2021.

Publicidad